Valparaíso, Chile.- El director nacional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura, José Miguel Burgos, junto a la subdirectora de Acuicultura, Alicia Gallardo y el director regional del mismo organismo, Eduardo Aguilera, presentó el último Informe Sanitario de la Acuicultura, documento que permite conocer la situación actual de la salmonicultura chilena. En dicho documento se señala el buen desempeño productivo y sanitario con el que contó la industria el año 2014, con resultados favorables en los centros de cultivos relacionados, especialmente, a los indicadores de las principales enfermedades que afectan al salmón en comparación al año anterior.

En ese sentido, Burgos destacó las buenas noticias en relación a la Anemia Infecciosa del Salmón (ISAv), señalando que durante el 2014 solamente se detectaron 2 casos con carácter patógeno, predominando la variable que no causa la enfermedad (HPR0). De acuerdo a Burgos, se destaca que "en estos dos casos las poblaciones de peces que estaban en riesgo contaban con un volumen muy importante. En el caso del brote de la zona de Chiloé central, habían más de 25 millones de peces en riesgo y sin embargo, tanto en ese caso como en el segundo que fue en Aysén, la enfermedad no se expandió gracias a los mecanismos que tiene la autoridad, siendo posible controlarla". Además destacó que "este año 2014 tuvimos el reconocimiento de la Unión Europea respecto al programa de control del ISAv lo que da cuenta de que hemos avanzado una enormidad sobre el control de esta enfermedad".

Sobre Caligus (Caligus rogercresseyi), conocido también como piojo de mar, las cifras indican un buen comportamiento con una disminución del 50% en el número de Centros de Alta Diseminación (CAD) reportados el 2014 en la Región de Los Lagos respecto al 2013, y un 53% en la Región de Aysén.

En relación a la Piscirickettsiosis (SRS), de acuerdo a la autoridad, "hoy es por lejos el mayor problema de la industria, sin embargo los resultados también son favorables. Hay una disminución en la prevalencia de la enfermedad, manteniendo el ciclo estacional", aludiendo a que es una enfermedad que se presenta fundamentalmente en verano.

ESTADO DE LA INDUSTRIA
Respecto a la situación que vive la salmonicultura, el director nacional destacó la "reducción del número de centros activos en relación al año 2013, fundamentalmente en los centros que operan en la Región de Los Lagos. En cuanto a la distribución de la producción, tenemos que el 49,2% está en la Región de Aysén, el 44,2% en la Región de Los Lagos y en la Región de Magallanes se mantiene en una cifra de 6,6%. La producción en Magallanes sube notablemente y hoy tenemos un crecimiento de un 43% respecto al año anterior", agregando que el incremento en la Región de Los Lagos corresponde a un 6% y un 7% en la Región de Aysén.

Sobre los pesos de cosecha, la Burgos señaló un aumento importante, haciendo alusión a que "el 2012 estuvimos bastante cercanos a los 4 kilos y el año 2014 superamos el promedio prácticamente en todos los cuatrimestres, sobre los 5 kilos en promedio. Esto es un alza del 15% en el peso promedio de cosecha para salmón Atlántico y es particularmente importante, dado que los tiempos de producción son los mismos", recalcó.

En relación a las siembras, éstas presentaron un incremento de 4,3% en la Región de Los Lagos, un 3,3% en Aysén y en 57,6% en Magallanes, "lo que se va a reflejar en las producciones del 2015 - 2016, dando cuenta que el volumen de producción se mantendrá estable al menos durante el próximo año", anticipó el director de Sernapesca.

Respecto a los niveles de mortalidad, de acuerdo al documento se observa un descenso importante durante el 2014, no solo en el volumen global, sino a lo largo de todo el año, centrando la preocupación de la autoridad en la mortalidad causada por elementos ambientales. "Tuvimos este año bloom de algas donde en algunos casos hubo mortalidades del 60-70%. Es un fenómeno que nos preocupa y donde necesitamos desarrollar investigación, porque no solo tiene efectos en la mortalidad, sino que puede determinar la aparición de enfermedades a futuro", destacó.

Finalmente, la autoridad pesquera y acuícola se refirió a la Clasificación de Bioseguridad, la cual es una regulación que comenzó a operar el 2014 y que consiste en la evaluación de un barrio al terminar un ciclo de producción. "El resultado es que de cada centro más del 57% tuvo una performance alta y solo el 19% reflejó la peor categoría de clasificación". Sobre esto aclaró que "todos esos centros vieron limitadas sus posibilidades de siembra y se concentran en los que centros que tienen producción de Trucha Arcoíris", sostuvo.