Chile.- A casi un mes de ocurrida la erupción del volcán Calbuco, que dejó un saldo de nueve pisciculturas seriamente afectadas, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura continúa la supervisión del movimiento de peces bajo un estricto control para mantener el estatus sanitario en todos los centros de destino.

Así lo informó el Director Nacional de Sernapesca, José Miguel Burgos, quien realizó una positiva evaluación de las acciones implementadas en las horas siguientes a la emergencia, en coordinación con otras autoridades regionales y sectoriales. "A la fecha han sido inspeccionado el 100% de las pisciculturas ubicadas en el radio de 20 km alrededor del volcán, así como todas aquellas que solicitaron movimientos. Estas inspecciones tuvieron como objetivo, verificar el estatus sanitario de los peces y realizar muestreos para diagnóstico de virus ISA, análisis que han resultado negativos en todos los casos".

La autoridad agregó que durante mayo, Sernapesca se ha reunido con las empresas afectadas por la erupción para conocer y evaluar en conjunto las acciones a seguir, ya que las pérdidas ocasionadas por la emergencia y la necesidad de mover los peces desde la zona afectada, ha obligado a las empresas a realizar ajustes productivos, redundando en solicitudes urgentes a la autoridad, las cuales han sido priorizadas considerando las medidas sanitarias obligatorias para estos movimientos.

"Vamos a seguir procurando que la actividad de la salmonicultura se desarrolle de manera tal de no poner en riesgo el patrimonio sanitario del país, tanto en un escenario de producción normal, como bajo circunstancias extraordinarias como las que nos ha tocado enfrentar desde fines de abril", concluyó el Director Nacional, quien además destacó la labor desempeñada por los funcionarios de la Dirección Regional, quienes además de desempeñarse en las labores propias del Servicio, han colaborado en tareas de evacuación, traslado y atención médico veterinaria en la zona.