Se ha anunciado que la Scottish Association for Marine Science (SAMS) está liderando un proyecto Horizon 2020, el mismo que se centra en la industria acuícola.

El emprendimiento, denominado AquaSpace, se concentrará en la evaluación de como crear más empleos en el sector, fomentar una mayor autosuficiencia en los alimentos de origen acuático y evaluar por qué existe un limitado crecimiento en la industria acuícola europea. También se evaluará el impacto de la planificación y la percepción del público sobre el sector.

El proyecto AquaSpace está liderado por Kenny Black, profesor de interacciones de la acuicultura y el ambiente en la University of the Highlands and Islands, e incluye a expertos claves de todo el mundo especializados en el ambiente de la acuicultura, incluido Canadá.

Black indicó: “A medida que la población mundial crece, vamos a tener grandes problemas con respecto a la seguridad alimentaria. La acuicultura, si es gestionada de una forma sustentable, podría ser parte de la solución”.

“El objetivo es averiguar como podemos hacer espacio para la acuicultura sostenible y usar el Ordenamiento Espacial Marino para incrementar la seguridad alimentaria y las oportunidades de empleo a través del crecimiento económico. También vamos a ver como la sociedad ve a la acuicultura, si sus temores se justifican o no, y si esto crea incertidumbre para que los productores que buscan incursionar en un negocio”.

El profesor John Grant, miembro de AquaSpace, del Departamento de Oceanografía de la Dalhousie University, Nueva Escocia, manifestó: “Ya conocemos que en el futuro no habrá el suficiente terreno para cultivar los que necesitamos para alimentar al planeta. Las pesquerías tienen muchos problemas debido a que vienen siendo sobrexplotados, así que la acuicultura es una vía sensata para poder cultivar los mares”.

Por su parte, el Dr. Øivind Bergh, del Institute of Marine Research, en Noruega, destacó: “La línea costera tiene diferentes usos: el turismo, las personas que quieren vivir ahí, la producción de energía, etc. Muchos de estos sectores son más poderosos que la industria acuícola, así que si Europa quiere desarrollar la acuicultura y ser más autosuficiente con respecto a la producción de pescado, tenemos que solucionar estos problemas y utilizar el espacio de una manera más inteligente”.