Chile.- Con la presencia del Subsecretario de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico y el Director Nacional de Sernapesca, José Miguel Burgos, entre otras autoridades, comenzó en París la 83° Sesión de la Asamblea Mundial de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

En el encuentro inaugurado este 24 de mayo, el Subsecretario fue uno de los oradores invitados a la ceremonia de apertura, instancia en la que destacó el potencial de Chile para el desarrollo de la acuicultura. "Tenemos una extensa costa con gran diversidad de especies y temperatura, prestigio mundial como proveedor de alimentos, una red especializada de distribución de bienes y servicios y un equipo humano de profesionales y técnicos con amplia y reconocida experiencia en la producción de recursos hidrobiológicos", detalló.

Súnico agregó que en los últimos 20 años, la acuicultura chilena se ha transformado en la principal protagonista de las exportaciones del sector pesquero nacional acumulando una rica y estimulante experiencia en el desafío de cultivar en nuestros mares y aguas continentales, llegando a ocupar un lugar preponderante a nivel continental y mundial.

Durante el 2014 la acuicultura chilena alcanzó los 4.700 millones de dólares americanos en exportaciones, lo que corresponde a más de 730 mil toneladas de envíos. En cuanto a valor, un 94% lo representan el cultivo de salmones y truchas, 4% de mejillones y el 2% restante compuesto de algas, ostiones, abalones y ostras.

"Esta cifra histórica, determina que la acuicultura represente el 77% de las exportaciones del sector pesquero chileno, situándose como la principal industria a nivel nacional, después de la minería. A nivel global, somos los segundos productores de salmones, primeros productores de trucha y quintos productores de mejillones y nos ubicamos entre los seis principales países exportadores de productos pesqueros", detalló el Subsecretario.

Por su parte, el Director Nacional de Sernapesca, José Miguel Burgos destacó el estatus sanitario de Chile, el cual en gran medida se ha logrado a través de programas de inocuidad robustos y un trabajo mancomunado con el sector productivo, "lo que permitió superar la crisis del virus ISA del 2007 y en un breve plazo reposicionar al país como uno de los principales productores de salmón en el mundo, dando cumplimiento a todos los requisitos zoosanitarios y de inocuidad exigidos por los distintos mercados de destino".

Posteriormente, las autoridades chilenas se reunieron con el doctor Bernard Vallat, Director General de la OIE, oportunidad en la que le plantearon el interés del Gobierno por promover y desarrollar la acuicultura de pequeña escala, manteniendo el cumplimiento de los estándares sanitarios definidos por el organismo internacional.

La asamblea de la OIE convoca a cerca de 900 delegados de todo el mundo, quienes trabajarán durante toda esta semana haciendo un balance del panorama mundial actual de las enfermedades animales, así como analizando las nuevas tecnologías de recogida y difusión de la información sanitaria asociada a la producción animal.