La Paz, México (Agencia Informativa Conacyt).- Científicos del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor) investigan la generación de nuevos productos alimenticios como aceites y concentrados proteicos a partir de desechos de pesquerías y acuicultura (langostilla, recortes de pescado, vísceras de almeja y calamar, y cabezas de camarón), como alternativa alimenticia de alta calidad y ventajas nutricionales.

 

El proyecto a cargo de Elena Palacios Mechetnov, investigadora titular nivel C del Cibnor adscrita al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) con el nivel III, propone ventajas ecológicas, sociales y económicas, y tiene como objetivo dar valor agregado a la actividad pesquera para impulsar el desarrollo económico de los pescadores y otros sectores asociados.

De acuerdo con la investigadora, en Baja California Sur se generan alrededor de 20 mil toneladas de desechos marinos, que podrían ser utilizados para producir alimento para especies como camarón, peces, gallinas, cabras y vacas.

Actualmente, dichos subproductos son desechados al mar (calamar, cabezas de camarón), enterrados (vísceras de almeja) o tirados en terrenos baldíos o en la calle. Sin embargo, estos son una fuente de proteínas y también son ricos en lípidos omega 3 de cadena larga (DHA y EPA) o de 20 y 22 carbonos. Algunos contienen altos niveles de pigmentos, hormonas, fitoesteroles y otros compuestos que pueden tener valor agregado.

“La idea es utilizar métodos de procesamiento que permitan contar, por una parte, con alternativas viables de uso para dichos subproductos y recursos marinos desaprovechados que causan problemas de contaminación ambiental; y por otro lado ampliar, diversificar y enriquecer la gama de ingredientes y aditivos de alta calidad a ser empleados para consumo animal acuícola (camarones y peces) y pecuario (gallinas, conejos, vacas y cabras)”, afirmó la investigadora.