Chile.- Un informe que contiene propuestas concretas para promover la competitividad y la innovación en el sector acuícola, es el resultado del trabajo desarrollado en el marco del "Diálogo para la Productividad de la Acuicultura", instancia público-privada creada en octubre del año pasado, en el marco de la Agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento, impulsada por el Gobierno.

 

La ceremonia de entrega del documento se realizó esta mañana en la Planta Productora de abalones de la empresa Seafood Resources Chile, en la localidad de Las Cruces, y fue encabezada por el Ministro de Economía Fomento y Turismo, Luis Felipe Céspedes, el Subsecretario de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico y el Director del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura, José Miguel Burgos, entre otras autoridades.

En la ceremonia, el Ministro Céspedes destacó la generación de una serie de propuestas en materia de institucionalidad, regulación, productividad, y sustentabilidad de la industria acuícola. "Ésas son las medidas que se han entregado hoy. Nosotros como Gobierno estamos comprometidos con el desarrollo y el crecimiento de nuestro país y este es el tipo de ejercicio que tenemos que hacer más frecuentemente, con una mirada de largo plazo".

La autoridad añadió que "Chile tiene importantes fortalezas para el desarrollo del sector acuícola, sobre todo pensando en lo que será la futura demanda por alimentos saludables, se nos abren muchísimas oportunidades, pero tenemos que hacerlo de manera sustentable. Tenemos que generar el apoyo, la regulación, la capacitación y el conocimiento necesario para desarrollarlo, y ese es el espíritu de estos diálogos".

UNA NUEVA ACUICULTURA

El Ministro de Economía resaltó la necesidad de avanzar hacia una "nueva acuicultura", mejorando, por ejemplo, las condiciones de regulación. Sin embargo, enfatizó en que esto no se logra reduciendo los estándares en materia de sustentabilidad, "sino que manteniéndolos o incluso aumentándolos, generando, eso sí, la posibilidad de que las soluciones a esos problemas no afecten la competitividad ni la productividad de nuestras empresas".

En ese sentido, el Director Nacional de Sernapesca valoró los aportes contenidos en el informe, y adelantó que la institución comenzará a trabajar en un proyecto que contribuirá a disminuir las brechas de competitividad detectadas por la mesa de trabajo y contenidas en el informe. "Para ello trabajaremos de manera colaborativa con la agencia australiana, CSIRO, que tiene una vasta experiencia en el desarrollo de software de gestión de riesgos en minería, pesca y otras actividades productivas, que nos permitirá generar modelos predictivos para el control de enfermedades".

El proyecto de Sernapesca permitirá integrar la información sectorial disponible, y con eso mejorar la toma de decisiones de los programas de vigilancia y control, como el del virus ISA, por ejemplo. "En lo que actualmente se realiza con un criterio preventivo, pronto podremos ‘afinar la puntería’ y tomar decisiones más precisas y dirigidas, lo que permitirá mantener los estándares de sustentabilidad, pero sin afectar la competitividad de nuestra industria en el concierto internacional".

PRINCIPALES CONCLUSIONES DEL DIÁLOGO

- Establecer mecanismos de financiamiento para la investigación de aspectos de interés público asociados a la acuicultura.

- Implementar un Programa Estratégico Corfo para la acuicultura nacional, en el que se materialicen a través de instrumentos en los que puedan participar el sector privado y el Estado.

- Implementar planes regionales de inversión pública en infraestructura (puertos, viviendas, servicios básicos, etc.), promoviendo la interacción entre la industria y los servicios públicos responsables a través de talleres bianuales de planificación conjunta, dotándolos de instrumentos de evaluación del cumplimiento de metas.

- Instalación de un programa en ProChile dedicado exclusivamente a la promoción de los productos de la acuicultura y los de los proveedores de servicios e insumos de esta industria.

- Instalar planes regionales de capacitación y formación de competencias, establecidos en conjunto entre la industria y los servicios especializados del Estado, con evaluación de metas de acuerdo a las especificidades de cada actividad productiva y región.