Lima, Perú.- Con el fin de reforzar los mecanismos de protección de la pesca de anchoveta juvenil a nivel nacional, el Ministerio de la Producción (PRODUCE) realizó un Taller de Evaluación sobre el impacto que generó las medidas de suspensión de actividades extractivas de este recurso marino en el período 2014-2015.

 

Esta actividad denominada “Impacto de las Suspensiones Preventivas y Temporales de las Actividades Extractivas en Zonas de Pesca con Alta Presencia de Ejemplares Juveniles de Anchoveta 2014-2015”, fue dirigida a los representantes de las organizaciones de armadores pesqueros, de la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP), de las empresas supervisoras del Programa de Vigilancia y Control del Ministerio de la Producción y del Instituto del Mar del Perú (IMARPE).

En este evento los participantes revisaron las normas y las sanciones vigentes a la prohibición de pesca en las zonas marinas donde prevalecen los ejemplares juveniles de anchoveta.

Asimismo, los asistentes solicitaron a las autoridades del PRODUCE oficializar la cartografía isoparalitoral (líneas paralelas a la costa), y pidieron además la difusión permanente de los comunicados referidos a las suspensiones preventivas entre los integrantes del sector pesquero.

Las exposiciones de la capacitación estuvieron a cargo del Ing. Daniel Collachagua, director de Tecnología para la Supervisión del PRODUCE, quien abordó el tema “Las Suspensiones Preventivas y Temporales 2014 y 2015”; así como del Ing. César Santisteban quien expuso sobre sobre “La Sistematización de las Áreas de Suspensiones Preventivas y Temporales”.

El taller formó parte de las actividades de control preventivo emprendidas por la Dirección General de Sanciones y Fiscalización (DGSF) del PRODUCE, para sensibilizar y afianzar la comunicación, especialmente con los armadores pesqueros, sobre el cumplimiento de las normas del sector.

Al respecto, la DGSF informó que más adelante organizarán jornadas similares para abordar temas sobre las tecnologías en las supervisiones, la normativa de la pesquería, dirigidas a los pescadores, armadores, comercializadores e, inclusive, a la población escolar de las principales caletas y puertos del litoral peruano, incluyendo a funcionarios de los gobiernos regionales.