Huila, Colombia.- Después de ser emitida la circular 007 de 2015,  en donde se establecieron unos plazos para que se disminuyeran los niveles de sobrecarga de la represa de Betania, La Aunap y Finagro construyen mecanismos que proporcionen créditos y modelos para que los pescadores  aprovechen el embalse de forma responsable.

La Represa de Betania, localizada en el departamento del Huila, es un embalse de grandes proporciones construida en la desembocadura del río Yaguará en el Magdalena, en los municipios de Campoalegre, Hobo y Yaguará (Colombia). La represa dista 30 kilómetros al sur de Neiva. Tiene varios fines: la generación de energía eléctrica, controlar el caudal del Río Magdalena, para el riego de tierras y para la piscicultura.

De acuerdo con el director de Aunap, Otto Polanco; en compañía de  Finagro se adelantan un trabajo de creación de líneas de créditos que ayuden a los piscicultores de la zona a que salgan del cuerpo de agua y desarrollen sus actividades en tierra mediante embalses más pequeños y que no afecten el desarrollo de la reserva.

“Finagro será la entidad que generará los recursos económicos, además de revisar si ese dinero se entregará de forma individual o por medio de proyectos individuales”, concluyó el Director de la Aunap.