Chile.- La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) y el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (SERNAPESCA) firmaron este martes en Puerto Montt, la transferencia en comodato de un moderno Remote Operated Vehicle (ROV), robot sumergible que permitirá reforzar la fiscalización ambiental de la salmonicultura, específicamente en la columna de agua y fondo marino bajo los centros de cultivo.

En la ceremonia de entrega, realizada en el Centro Huelmo de Marine Harvest, el Director Nacional de Sernapesca, José Miguel Burgos, recibió el moderno equipo de parte del Superintendente del Medio Ambiente, Cristián Franz, donde las autoridades además conocieron las características del dispositivo y los beneficios que entregará su uso en materia de fiscalización.

En ese sentido, Burgos señaló que este convenio se enmarca en un trabajo de colaboración desarrollado entre Sernapesca y la SMA desde el 2012, al alero de la Red Nacional de Fiscalización Ambiental (RENFA), lo que se suma al proceso de modernización de este Servicio. "Desde el 2016 tenemos contemplada la incorporación de drones y de sistemas tecnológicos del más alto nivel en términos informáticos, así como proyectos que tenemos con el gobierno australiano y otra serie de medidas que aportan en definitiva a generar un Sernapesca a la altura de los tiempos actuales", dijo el Director Nacional.

Sustentabilidad del sector

Junto con ello, la autoridad acuícola-pesquera nacional recalcó el foco que se ha puesto en la salmonicultura y por sobre todo en su desempeño a nivel ambiental, considerando que "el 2014 esta actividad representó alrededor del 13% del total de las exportaciones no mineras. Si uno ve el impacto del empleo en la regiones Sur Austral es tremendamente importante y buena parte de su economía se mueve en base a la actividad de la acuicultura", agregando que "con un medioambiente sano vamos a poder producir de forma segura y sustentable", agregó.

En la misma línea, Franz señaló que con esta firma "estamos cumpliendo una tarea muy importante para la Superintendencia en términos de consolidar la relación con Sernapesca, una relación de trabajo y de coordinación en los esfuerzos de fiscalización en materia ambiental. Esto es un paso más en una relación de varios años y con este equipo nosotros creemos que puede potenciar la excelente labor que está llevando el Sernapesca", agregó la autoridad medioambiental.

ROV
Respecto del robot sumergible, el Superintendente explicó que "esta herramienta la hemos utilizado en actividades de la SMA en Los Lagos, Aysén y Magallanes. También lo utilizamos en el derrame de Quintero en 2014, y nos ha dado muy buenos resultados".

El ROV está capacitado para soportar una presión de 500 metros y funciona con tres motores: dos que impulsan al vehículo de izquierda a derecha y otro para sumergir o elevar. Cuenta con programación para calcular distancia o velocidad, un equipo procesador para grabar videos, luces externas adicionales a la cámara y una draga para tomar muestras de sedimento desde el fondo marino.