Santiago, Chile.- A la sesión concurrió el Subsecretario de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico, quien explicó ante los parlamentarios la importancia de ratificar este tratado. Allí sostuvo que con este paso Chile confirmará su decisión de reconocer principios que han fundamentado el nuevo derecho internacional del mar y que han sido recogidos en la normativa nacional como son los principios ecosistémicos y de enfoque precautorio.

Por siete votos a favor, sin votos en contra ni abstenciones, la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados aprobó la suscripción de Chile al Acuerdo sobre Poblaciones de Pesca de las Naciones Unidas, también conocido como Acuerdo de Nueva York de 1995. De esta forma, la iniciativa queda en condiciones de ser vista en la sala.

En junio de 2014 la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura y el Ministerio de Relaciones Exteriores comunicaron oficialmente el inicio del proceso de adhesión de Chile al Acuerdo sobre Poblaciones de Pesca de las Naciones Unidas, también conocido como Acuerdo de Nueva York de 1995.

El objetivo fundamental de este acuerdo es asegurar, a largo plazo, la conservación y uso sostenible de las poblaciones de peces transzonales, como es el caso del jurel, y las poblaciones de peces altamente migratorias, tales como los atunes, tiburones y el pez espada. 

Además, este instrumento internacional constituye una regulación que entre sus aspectos centrales contempla el fortalecimiento de las organizaciones regionales de pesca y el combate de la pesca ilegal.

Con el respaldo de las instituciones públicas y privadas vinculadas al sector pesquero, el Subsecretario de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico, concurrió hoy a la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados para exponer las ventajas de adherir al tratado internacional.

Entre ellas destacó el fortalecimiento de la imagen de Chile en el concierto internacional como país pesquero responsable, lo que le permitiría influir con mayor fuerza en la política pesquera internacional y regional.

Por otro lado, sostuvo, nuestro país fortalecería el control de las medidas de manejo pesquero respecto de las naves de pabellón extranjero que operan fuera de nuestra zona exclusiva económica, aportando así un nuevo elemento para el combate de la pesca ilegal.

Al término de la sesión, Súnico indicó que “Chile cumple con prácticamente todas las disposiciones contenidas en el Acuerdo de Nueva York: como Estado del pabellón controla sus naves, como Estado del puerto somete a las naves nacionales y extranjeras a inspecciones, como Estado ribereño aplica medidas de conservación que promueven la sustentabilidad de las pesquería, la aplicación del principio precautorio y el enfoque ecosistémico. El paso natural, por tanto, es suscribir formalmente este tratado internacional”, sostuvo.

Agregó que “este acuerdo viene a entregar nuevas herramientas para combatir la pesca ilegal, ya que otorga facultades para inspeccionar y abordar a naves de otros pabellones que sean partes del acuerdo.

El Acuerdo de Nueva York es el único tratado internacional en materia de pesca que Chile no ha adherido: ya es parte de la Convención del Mar (Convemar), del Acuerdo FAO de Cumplimiento de 1993 y del Acuerdo FAO de Medidas del Puerto de 2009. Actualmente 82 Estados han suscrito el Acuerdo de Nueva York.