El Puerto de Santa María, España.- La provincia de Cádiz, pionera en España en la producción de pescado y marisco de estero, que tuvo una década prodigiosa en los ochenta hasta que la competencia internacional hizo mella, podría estar encaminándose a una reactivación de la actividad, fruto de la reorganización empresarial, el mayor reconocimiento de la calidad del producto por parte del consumidor, la elevada tecnificación y el personal cualificado con el que cuenta el sector.

Es la visión del gerente del Centro Tecnológico de Acuicultura de Andalucía (CTAQUA), Juan Manuel García de Lomas, quien además destaca “el gran arraigo” del sector de la acuicultura en la provincia.

La acuicultura marina está considerada como estratégica en Cádiz y en Andalucía por su posible contribución al desarrollo socioeconómico, la diversificación de la actividad empresarial y la capacidad de mostrar sinergias con otros sectores como el gastronómico y el del turismo.

La provincia de Cádiz destaca por ser la mayor productora de especies de estero con 2.094 toneladas métricas, el 36 por ciento del total producido en Andalucía. Las principales especies son la dorada y la lubina, aunque destaca también por ser la única provincia donde se realiza la crianza de lenguado. Igualmente destacan las producciones de microalgas y moluscos como el mejillón, el ostión y la almeja.

Según comenta García de Lomas, varias son las empresas que están apostando por aumentar su producción. Recientemente se han puesto en funcionamiento distintas instalaciones de cultivo en Barbate, Puerto Real, San Fernando y Chiclana de la Frontera.

La provincia de Cádiz, destaca el gerente de CTAQUA, cuenta también con empresas que han apostado por añadir tecnología amigable y respetuosa con el medio ambiente para diversificar especies. En este ámbito ya se empiezan a ver los primeros resultados de éxito con el lenguado, una especie de alto consumo y gran reconocimiento gastronómico; o el pez limón, menos conocido pero que tiene un importante nicho de mercado entre la restauración de origen asiático.

Otras empresas, aprovechando otro de los grandes recursos de nuestra provincia, están apostando por las energías renovables fotovoltaicas. En Trebujena se ubica una empresa pionera en Europa en este campo, que utiliza un huerto solar para bombear el agua a su instalación donde produce lubina.

Esta reactivación, destaca García de Lomas, se está convirtiendo también en el máximo exponente de la recuperación de la producción acuícola andaluza, cuyos primeros resultados empezarán a comprobarse en mayores volúmenes de producción a partir de 2016 y, de forma más clara, en 2017.

En la provincia de Cádiz se une tradición, experiencia y conocimiento

Aunque la acuicultura es un sector primario, se diferencia del campo o de la ganadería por la alta empleabilidad laboral de operarios especializados y personal técnico, hasta el punto de representar el 68 por ciento del total de los trabajadores del sector. Esto es debido a que se conjuga de manera especial la tradición y el carácter innovador del sector.

A pesar de que se cuenta con un perfil empresarial constituido por Pequeña y Mediana Empresa (PYME), en el que la mayoría son microempresas, existe un trabajo conjunto de los productores y los centros especializados de I+D. Esta continua necesidad de estar innovando y mejorando, viene satisfecha por importantes centros de investigación, como la Universidad de Cádiz, IFAPA, ICMAN-CSIC y CTAQUA.

En el ámbito laboral, junto con Huelva, Cádiz es la provincia que más empleo genera en acuicultura, destacando por tener el mayor número de mujeres trabajando de toda Andalucía.

Posibilidades para nuevos inversores de incursionar en la actividad

Con una tecnología de producción consolidada y canales de comercialización establecidos, se abre un futuro esperanzador para la activación de nuevos proyectos, afirma García de Lomas.

La actividad acuícola en Cádiz está avalada por la “Estrategia Andaluza para el Desarrollo de la Acuicultura Marina en Andalucía (2014-2020)” y el “Plan Estratégico Plurianual de la Acuicultura Española (2014-2020)”. Además, añade el gerente de CTAQUA, a partir de 2016 comenzaremos a contar con el nuevo Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (2014 – 2020) que tiene como uno de sus objetivos impulsar la actividad de la acuicultura.

Todo este nuevo escenario, señala, nos permite animar a nuevos empresarios e inversores con interés en incursionar en la actividad acuícola para aprovechar este nuevo impulso y beneficiarse de las ventajas que se presentan. En CTAQUA contamos con un equipo multidisciplinar preparado y dispuesto a apoyar y asesorar en estrategias de I+D, aspectos legales, medioambientales y de comercialización. 

García de Lomas está convencido que con el apoyo de todos pero especialmente de las administraciones locales y las empresas, la actividad puede contribuir a la creación de trabajo y riqueza en la zona en los próximos meses.

Fuente: CTAQUA