Lima, Perú (Andina).- El Fenómeno de El Niño también trae algunos efectos positivos, por ejemplo, se favorecerán alguna especies oceánicas como el bonito que ha estado muy disponible en toda la costa casi todo el año y seguirá con la misma tendencia, sostuvo Marilú Bouchon, directora general de Investigaciones de Recursos Pelágicos del Instituto del Mar del Perú (Imarpe).

"Especies como el pez espada, atún,  perico, la pota, se vuelven más disponibles", puntualizó la funcionaria en declaraciones a la Agencia Andina.

Añadió que además especies de fondo como la merluza, que es de muy al norte,  amplió su distribución, según se observó en el ultimo crucero que realizó el Imarpe en junio pasado.

"También hay mayor presencia de especies de aguas ecuatoriales como son la anchoveta blanca y el machete de hebra, que comienzan a emigrar hacia estas zonas, refirió Bouchon

Añadió que entonces no todo es malo en un evento de El Niño, ya que incluso en agricultura habrá mayor disponibilidad de productos que superarán las condiciones climáticas adversas.

Anchoveta

En relación a la anchoveta, la funcionaria del Imarpe sostuvo que es un recurso pelágico que vive en la superficie del mar y es el  más susceptible a los cambios ambientales, pero también es un recurso acostumbrado a los cambios de la variabilidad del ecosistema.

Lo que han visto en los monitoreos realizados -prosiguió- es que si bien en esta época de desove de la anchoveta ha tenido algún cambio en el proceso reproductivo, es porque la anchoveta ha estado haciendo hasta ahora  movimientos migratorios en busca de lugares donde pueda encontrar mejores condiciones para subsistir, tanto aguas más frías, como mejor alimento.

"La  energía que la anchoveta- de la cual el Perú es el primer productor- debería estar gastando en reproducirse, la está gastando en poder mantenerse viva; y no es la primera vez que lo hace, es una estrategia que aplica  para poder subsistir ante estos eventos climáticos", refirió.

Crucero de evaluación de recursos pelágicos

De otro lado, la funcionaria precisó que el Imarpe dentro de sus actividades tiene programados todos los años dos cruceros de evaluación de recursos pelágicos, a los que se suman cruceros de otros recursos.

"En esta época realizamos un crucero de evaluación y los resultados se van a tener aproximadamente entre 40 a 50 días.  Es un crucero que recorre  todo el  litoral, es decir desde la zona costera hasta aproximadamente las 60 o 100 millas, hasta donde encontremos el recurso", indicó.

Agregó que se va monitoreando, haciendo pesca, extracciones hidrobiológicas, extracciones oceanográficas y tomando información de todos los tipos de parámetros que le permitirá al Imarpe tener mejores conocimientos para poder brindar recomendaciones al Gobierno.

En cuanto al Estudio Nacional del Fenómeno de El Niño (Enfen), subrayó que no es un ente que trabaja solamente cuando hay Niño. "Trabajamos siempre y emitimos comunicados técnicos haya evento de El Niño, de la Niña o no , asimismo cuando hay condiciones normales. Constantemente  estamos  avisando a la comunidad para que pueda estar prevenida", concluyó.