Coquimbo, Chile.- Tras el frente de mal tiempo que afectó la costa de la zona central el pasado 7 de agosto, y debido a los daños provocados a la actividad de pesca artesanal y de acuicultura en la Región de Coquimbo, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura gestionó un plan de apoyo para la búsqueda de embarcaciones y sistema de cultivos con un equipo ROV (Remote Operated Vehicle).

El Director Nacional de Sernapesca explicó que este equipo fue recientemente adquirido en comodato por la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) para fiscalizar las actividades de acuicultura en la zona sur del país, pero que fue rápidamente trasladado para atender la emergencia en la Bahía de Tongoy, la zona más afectada de la Región de Coquimbo.

Durante la semana, profesionales de Sernapesca tanto de la Región de Coquimbo como de Los Lagos, están operando el ROV en la zona con la cooperación de la Gobernación Marítima de Coquimbo, para utilizar el equipo, que es capaz de soportar una presión de 500 metros y tiene un equipo procesador para grabar videos, luces externas adicionales a la cámara y una draga para tomar muestras de sedimento desde el fondo marino.

Los avances producto de la gestión han permitido encontrar en el fondo una serie de sistemas de cultivo, como linternas, pearlnets y bolsas de colectores, además de varias boyas utilizadas para la flotabilidad de los sistemas de cultivo de ostión del norte, por lo que se espera continuar este trabajo en los días restantes para apoyar a los pescadores y cultivadores de la zona.