Valparaíso, Chile.- 71 embarcaciones artesanales con distinto grado de pérdida, además de daños en plantas de proceso y líneas de cultivos de ostiones, son parte de los datos contenidos en el primer catastro preliminar de daños en el sector pesquero y acuicultor entregado esta mañana por el Subsecretario de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico y el Director Nacional de Sernapesca, José Miguel Burgos.

El Subsecretario indicó que desde primera hora de la mañana "todos los equipos tanto de Subpesca como de Sernapesca, en coordinación también con la Armada y la Dirección de Obras Portuarias, están trabajando en el levantamiento de este catastro, en los ámbitos de infraestructura pesquera, flota (artesanal e industrial), áreas de manejo y plantas de proceso".

La autoridad explicó que la zona se encuentra con veda en dos de sus principales pesquerías: merluza y crustáceos, lo que implica que la flota se encontraba afortunadamente sin carga de productos. "Se está revisando caleta por caleta, hemos tenido un contacto directo con todos los dirigentes de la pesca artesanal de las caletas tanto de la Región de Coquimbo como de Valparaíso, para tener una evaluación inicial de los daños".

Asimismo, Súnico indicó que en la zona afectada existen 114 áreas de manejo, las cuales serán inspeccionadas en los próximos días para evaluar el estado de aquellos bancos naturales donde se encuentra buena parte de la producción de machas del país, así como de locos y otras especies bentónicas. "Por otra parte, tenemos la información que la industria ostionera ha recibido un fuerte impacto: las líneas están cortadas en aproximadamente un 90% lo que reproduce una dramática situación que vivimos hace sólo unos días con los temporales y esa misma industria", indicó el Subsecretario.

Por su parte, el Director Nacional de Sernapesca descartó daños en las caletas entre Arica y la región de Atacama, indicando que nuevamente el mayor daño se concentra en la región de Coquimbo. "El reporte preliminar en esta región habla de 71 embarcaciones afectadas en diverso grado, también tenemos daños importantes en caletas algueras, principalmente en Caleta Talcaruca que ha sido afectada fuertemente tanto en las faenas extractivas como en las viviendas de los pescadores de la zona".

"También la industria ha sufrido daños: tenemos plantas pesqueras y de procesamiento que han sufrido daño eléctrico, y dos de ellas además severamente dañadas en aspectos mecánicos. Tenemos el reporte de la Dirección de Obras Portuarias que nos ha informado daños en algunos muelles como el de caleta Guayacán, y en otras caletas que aún nos encontramos en proceso de verificación", agregó el Director Nacional.

Las autoridades adelantaron que se seguirá trabajando para afinar y corroborar el catastro, dado que "aún estamos en las primeras horas de la catástrofe, por lo que no es posible todavía determinar con exactitud la magnitud de los daños. Para eso están trabajando los equipos que tenemos desplegados en la zona. Hay datos indeterminados en caletas muy importantes como por ejemplo en Caleta Coquimbo donde hay una enorme cantidad de embarcaciones a la deriva y en las próximas horas habrá que evaluar el estado en que se encuentran. Muchas de ellas están hundidas y por lo tanto no podemos tener información más precisa por lo que lo más probable es que este número se multiplique por dos o por tres en las próximas horas", agregó el Subsecretario.

En la región de Valparaíso, en tanto, las autoridades señalaron que los daños eran considerablemente menores, registrándose sólo dos embarcaciones afectadas en la Caleta Higuerillas. "Hay también inundación de sedes y de áreas de trabajo de los pescadores, pero respecto del número de embarcaciones afectadas el número es bastante reducido afortunadamente", concluyó Burgos.