Lima, Perú (Andina).-  El Comité Multisectorial encargado del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (Enfen) mantiene el estado de alerta, debido a que las condiciones actuales continúan consistentes con "un evento cálido de magnitud fuerte, sin presencia de lluvias intensas pero con temperaturas en la costa sobre lo normal", subraya.

Además, en el comunicado oficial Enfen N° 16-2015 difundido hoy, ratifica que se mantiene el 55 por ciento de probabilidad de que el evento El Niño Costero presente magnitudes similares a las registradas durante los veranos de 1982-1983 o 1997-1998.

En los siguientes meses, a lo largo de la costa peruana, se espera que continúen las anomalías positivas de la Temperatura Superficial del Mar (TSM),  Nivel Medio del Mar (NMM) y de la profundidad de la termoclina como consecuencia de El Niño que se desarrolla en la actualidad.

Asimismo, se espera que la onda Kelvin cálida formada a fines de julio llegue a la costa peruana a fines de setiembre e inicios de octubre y contribuiría a mantener el calentamiento actual e incluso podría incrementarlo.

El documento también precisa que conforme ingresemos a la temporada de lluvias, El Niño Costero, según su magnitud, intensificará las precipitaciones en la vertiente del Pacífico, dependiendo de las características estacionales hidrológicas de cada región. Si bien El Niño tendrá mayor influencia sobre las lluvias en la costa norte, existe fuerte heterogeneidad de su impacto en cada región.

Para el Pacífico central, los modelos globales continúan pronosticando la intensificación de las condiciones El Niño hacia fin de año con anomalías de la TSM que podrían exceder +2°C. El Comité Enfen mantiene la probabilidad, en un 75 por ciento, de que El Niño alcance una magnitud fuerte o superior en el verano.

En cuanto a las lluvias en los Andes y la Amazonía, El Niño en el Pacífico central implica la posibilidad de la reducción de las precipitaciones pluviales  -sin ser determinante- en el verano, especialmente en el sur.

A la vez, se mantiene la probabilidad, en 95 por ciento, de que El Niño Costero continúe hacia el verano y el 55 por ciento de probabilidad que El Niño alcance la magnitud de fuerte o extraordinaria este verano. Estas probabilidades se actualizarán en el próximo comunicado.

El Enfen indica también, que al inicio del año hidrológico 2015-2016, las lluvias y caudales en la costa del país se presentaron dentro de lo normal para este periodo. Añade que los  reservorios en la costa norte y sur cuentan, en promedio, con almacenamiento al 76 y 64 por ciento de su capacidad máxima, respectivamente.

Sobre la anchoveta

De igual manera se señala que la  anchoveta se distribuyó frente a Chimbote y Pisco dentro de las 10 millas náuticas de la costa, ligeramente profundizada frente a Chimbote. Los indicadores de la biología de la anchoveta, tal como la fracción desovante se mantiene muy por debajo del patrón, similar al mes de agosto, excepto el índice gonadosomático (relación entre el peso total de las gónadas y el peso total del pez expresada en porcentaje), que presentó un comportamiento similar al patrón.

Por otro lado, la anchoveta continúa madurando, pero el desove no se está desarrollando con la intensidad propia de esta época.

A la vez,  continúa la presencia de especies oceánicas propias de aguas cálidas frente a la costa central tales como Sarda chiliensis "bonito", Katsuwonus pelamis "barrilete" y Decapterus macrosoma "jurel fino".