Culiacán, México.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) ampliará la fecha de registro hasta el 30 de octubre de 2015, en el estado de Sinaloa, para que las 579 granjas acuícolas restantes de las 704 que existen en la entidad, se incorporen al Programa de Reordenamiento y cuenten con el documento de Manifestación de Impacto Ambiental.

Asimismo, el titular de la PROFEPA, Guillermo Haro Bélchez, informó que la dependencia a su cargo fijará las medidas que permita, una vez agotados los procedimientos administrativos, la posibilidad de conmutar las multas y/o sanciones económicas que hayan sido acreedores las granjas acuícolas, a fin de aplicar acciones de compensación de daños que tiendan a la restauración de las zonas afectadas por la actividad camaronícola.

“Esto es importante porque permitirá una política pública sólida de largo plazo y alcance, para regular toda la actividad camaronícola en el país que incide en los sistemas lagunares y costas de la nación”, apuntó.

Además, Haro Bélchez relanzó el Programa de Reordenamiento de Granjas Acuícolas en el estado de Sinaloa, a fin de que las 704 registradas en la entidad cumplan a cabalidad con la legislación ambiental vigente y su producción se vea fortalecida sin deterioro al medio ambiente.

Aseguró que la dependencia a su cargo tiene identificadas 704 granjas acuícolas en el estado de Sinaloa, de las cuales sólo 125 cuentan con su Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), lo que representa tan sólo el 18 por ciento.

Por lo anterior, enfatizó que el Gobierno de la República está a favor del crecimiento, siempre y cuando sea sostenido y sustentable, por lo que se debe cumplir con la legislación ambiental y hacer vigente el derecho a un medio ambiente sano.

“Cómo lo ha señalado el Presidente de la República, el medio ambiente es una causa de todos y por eso es una causa compartida”, refirió.

En ese sentido y al participar reunión del Programa Nacional del Cumplimiento de la Normatividad Ambiental en Sinaloa,  anunció el relanzamiento del Programa de Reordenamiento de Granjas Acuícolas, con la finalidad de verificar que todas las actividades de éstas cuenten con las autorizaciones de Impacto Ambiental, de Zona Federal Marítimo Terrestre (ZOFEMAT), de Cambio de Uso de Suelo e inhibir las infracciones ambientales.

Señaló también que se cuidará que las Granjas Acuícolas no deterioren los humedales, esteros ecosistemas de manglar y evitar el daño total de los mismos, por ello, se fortalecerá el cumplimiento de la  legislación ambiental y presencia significativa de la PROFEPA.

“Elaboraremos reglas muy claras de operación de este programa y, desde luego, estar de la mano con los titulares de las Granjas Acuícolas en este reordenamiento que nos hemos propuesto”, indicó.

Manifestó que el objetivo de la PROFEPA en el Programa de Reordenamiento, es otorgar seguridad jurídica a los proyecto acuícolas en operación y garantizar la interacción armónica de todos los ecosistemas costeros a través de la regularización de su situación legal.

Por ello, el Procurador Federal de Protección al Ambiente ofreció el apoyo de la PROFEPA para el reordenamiento acuícola, por lo que se ampliará el plazo estimado en un mes más, con la finalidad de que se inscriban al programa las granjas restantes que no lo han hecho.

“El Gobierno del Estado de Sinaloa tendrá todo nuestro apoyo, para terminar  integralmente con el reordenamiento de las más de 700 granjas camaronícolas en la entidad”, manifestó.

Destacó que se intensificarán las visitas de inspección con el objetivo de ayudar, colaborar y contribuir a la regularización de esta industria. “Ofrezco hacerla gestión pertinente ante la SEMARNAT, para que las MIA´s restantes se entreguen con la modalidad de regionales por cada uno de los 12 sistemas lagunares en el estado”, dijo.

Recalcó que la PROFEPA está en la necesidad de aplicar la ley y de facilitar el cumplimiento de la misma, a través de medidas que tiendan a dar certeza jurídica a los productores y fijar medidas de compensación de daños y acciones cuando se hayan causado daños a las zonas afectadas.

En su oportunidad, el Gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, destacó que el reto de las granjas acuícolas de la entidad será regularizarse a través de la Manifestación de Impacto Ambiental, lo que las hará ser aún más productivas, pero sobre todo ser más sustentables con el ecosistema.

Exhortó a quienes aún no han solicitado este documento que los acredite como una granja acuícola que respeta las normas ambientales de la nación, a integrarse al padrón del 18 por ciento que ya están en regla (125 granjas), de un universo de 704 granjas que se tienen registradas en Sinaloa.

López Valdez destacó que la acuacultura en el estado es fundamental para su economía, por lo que encabezará las gestiones en coordinación con los legisladores federales para que se le destinen recursos a esta actividad para el Presupuesto de Egresos de la Federación 2016.

Durante esta reunión estuvieron presentes, el subprocurador de Recursos Naturales, Ignacio Millán Tovar; Alfredo Aranda Ocampo, en representación del Comisionado Nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Gilberto Aguilar Sánchez; el secretario de Desarrollo Social y Humano, Juan Ernesto Millán Pietsch; el secretario de Agricultura Ganadería y Pesca, Juan Nicasio Guerra Ochoa; el alcalde de Ahome, Arturo Duarte García; entre otros.