Valparaíso, Chile.- El Instituto de Fomento Pesquero, lidera una campaña centrada en prevenir la “contaminación del océano por la basura de los barcos”. Se basa en la entrega de 3.000 trípticos y 500 afiches informativos.

En el marco del Proyecto de IFOP: “Programa de Observadores Científicos 2015-2016? se planteó en uno de sus objetivos realizar un plan de educación/difusión al sector pesquero respecto al tema de la basura que se genera a bordo de las embarcaciones, en este sentido se diseñó un tríptico dirigido a los pescadores con el propósito de dar a conocer el “Anexo V del Convenio Internacional Marpol 73/78”.

El Convenio MARPOL corresponde a un conjunto de normas internacionales del cual Chile es parte, contiene normativas para regular el arrojo de determinados elementos considerados basuras que normalmente son generados a bordo en un viaje de pesca, de esta manera se pretende fomentar con este trabajo el cuidado de nuestros Océanos.

Luis Ossa Medina, biólogo marino de IFOP, nos explica, “resulta evidente pensar que el agua en que se sustentan los recursos pesqueros y los seres vivos debe permanecer de buena calidad, por ello es importante hacer los esfuerzos para evitar que toda la vida marina desaparezca por causa de la contaminación intencional o involuntaria, nosotros por esta razón, realizamos talleres informativos con nuestros usuarios en los que resaltamos la importancia de no arrojar basura al océano ya que eso produce un grave daño al ecosistema”.

Nos agrega, “una botella de plástico necesita 450 años para desintegrarse en el mar, una lata de aluminio entre 200 y 500 años y una lata de metal 100 años. No podemos continuar perturbando el hábitat de los organismos marinos”.

Finalmente el investigador nos señala que “es relevante que la campaña educativa no desaparezca, se requiere que sea insistente hasta lograr lo propuesto, esto es, el cambio en las acciones o malos hábitos de las personas con el océano. Como Instituto estamos preocupados sobre los efectos que produce la contaminación por basura y sobretodo en relación al plástico, material que no es biodegradable, razón por lo que la campaña educativa debe ser parte de un proceso de difusión permanente.

Lo afiches serán entregados próximamente para ser ubicados en puntos claves del sector pesquero y del sector educativo como colegios y universidades. Lo anterior, se valora como un gran aporte hacia el cuidado de los océanos y los organismos que habitan en él, lo que finalmente es beneficio para el propio hombre”.