Valparaíso, Chile.- Son más de 297 mil km2 de protección de un ecosistema marino único, donde solo podrán efectuarse actividades de observación, investigación o estudio -previa autorización- quedando excluida totalmente la extracción de recursos.

Como Parque Marino Nazca Desventuradas fue bautizada la nueva área marina protegida que se sumó a las siete ya existentes en el país. El anuncio fue hecho por la Presidenta, Michelle Bachelet, durante su discurso inaugural de la Conferencia Nuestro Océano que se inició hoy en Valparaíso.

El objetivo principal de este Parque Marino es conservar el estado prístino de la biodiversidad única y endémica que hay en la zona, proteger los montes submarinos y sus ecosistemas vulnerables y contribuir al desarrollo del conocimiento científico de los ecosistemas de aguas profundas.

El nuevo Parque Nazca Desventuradas, cuya superficie equivale casi al 40% del territorio de Chile continental, rodea lo que se conoce como las Islas Desventuradas, que están conformadas por las islas San Ambrosio y San Félix, y los islotes González y Roca Catedral. Este archipiélago se encuentra a poco más de 850 km de la costa, frente a Chañaral en la Región de Atacama.

El Subsecretario de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico, sostuvo que este parque “permitirá impulsar objetivos estratégicos de valoración de la biodiversidad marina y ecosistémica, y consolidar la integración de la gestión para la conservación de este ecosistema marino con los sectores productivos y científicos, entre otros”.

“La experiencia internacional sugiere que estas grandes áreas marinas protegidas debieran establecerse en lugares de relevancia para la biodiversidad, privilegiando sitios que sirvan además para mantener la sustentabilidad pesquera, y es lo que hemos hecho como Gobierno”, recalcó la autoridad sectorial.

Características ecológicas

De acuerdo a un estudio realizado el año 2013 por National Geographic Society y Oceana, el parque posee un valor ecológico de su biodiversidad marina extraordinario debido a la escasa intervención humana y, además, presenta en alto porcentaje de endemismo.

Por ejemplo, el 99% de los individuos registrados y el 84% de la biomasa corresponden a especies endémicas regionales, los porcentajes más altos reportados en el mar, lo que convierte a esta fauna de peces arrecifales única e irreemplazable a nivel global.

A esto se suma que sus fondos profundos albergan una rica comunidad de peces, incluyendo al menos 10 especies nuevas para la ciencia, lo que convierte a este parque como un lugar de referencia científica a nivel mundial.

Desde el punto de vista de la protección, esta medida contribuirá significativamente para la conservación de especies que hoy están amenazadas. Una de ellas es el lobo fino de Juan Fernández, endémico de Chile, actualmente clasificado como vulnerable debido a la caza indiscriminada de la que fue objeto en siglos anteriores.

El área además es utilizada como zona de alimentación para especies de aves marinas que nidifican en las Islas San Ambrosio y San Félix, cuyo estado de conservación se encuentra amenazada.

Positivo impacto en las pesquerías del jurel, pez espada y langosta de Juan Fernández

La creación de Parque Marino Nazca Desventuradas anunciado por la Presidenta, Michelle Bachellet, generará un impacto positivo en pesquerías cuya extracción se realiza en áreas cercanas.

Estudios demostraron que esta es una zona de reclutamiento para juveniles del jurel y de alimentación del pez espada, ambos de interés comercial para Chile, por tanto, excluir esta área de la pesca contribuirá al repoblamiento y productividad de estas especies altamente migratorias.

En el caso de la langosta de Juan Fernández, también presente en el sector, su extracción es de carácter costero, por tanto, el área marina protegida no se sobrepone con las zonas donde actualmente se pesca este recurso y, por el contrario, asegura el futuro de las poblaciones.