Madrid, España.- El secretario general de Pesca del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Andrés Hermida, ha puesto hoy en relieve la importancia de la acuicultura en España, tanto como garantía de abastecimiento de pescado a los mercados, como en la generación de ingresos y en la creación de empleo de calidad.

Hermida, que ha participado hoy en la inauguración del XV Congreso Nacional de Acuicultura y I Congreso Ibérico de Acuicultura que se celebra en Huelva, ha resaltado el despegue de la actividad acuícola española, que se mantiene como una de las más significativas de la Unión Europea, tras superar la barrera de las 300.000 toneladas en 2014, con una cifra de negocio de 415 millones de euros.

Para mantener este liderazgo y dar  mayor impulso al sector, Hermida ha recordado que la Secretaría General de Pesca está trabajando en un nuevo modelo de actuación que, en el marco del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), “permita dar continuidad a los logros alcanzados, garantizando el permanente desarrollo de aspectos de interés para la industria, y teniendo como principal finalidad el aumento de la competitividad del sector a través del fomento de la I+D+i”.

PLAN ESTRATÉGICO PLURIANUAL

Bajo este enfoque, el secretario general ha explicado que el Plan Estratégico Plurianual, elaborado de forma conjunta con las Administraciones Autonómicas, recoge las principales líneas de desarrollo que permitirán a España mantener la posición de liderazgo europeo que hoy ostenta, quedando patente el compromiso de este Gobierno con esta actividad.

Para ello, ha indicado, el Plan propone el establecimiento de mecanismos permanentes de cooperación y análisis, así como un cronograma de acciones enfocadas a dar solución a los principales problemas de la acuicultura. Además, ha señalado, el Gobierno ha puesto en marcha la Comisión de Seguimiento del Plan, que ha llevado a cabo ya, el análisis de los procesos de concesión de autorizaciones o la implementación de un visor geográfico como herramienta imprescindible para la planificación espacial de esta actividad.

En este marco Hermida ha afirmado que se abre un nuevo periodo para el sector productor, hasta 2020, en el que se pretende, bajo el paraguas de los fondos FEMP, dar un nuevo impulso a la acuicultura de la Unión Europea, para lograr que sea una actividad competitiva y sostenible desde un punto de vista económico, social y ambiental.

Dentro de estos fondos, que para España ascienden a un total de 1.162 millones de euros, lo que movilizará una inversión total de más de 2.200 millones de euros, el secretario general ha destacado la asignación de 211 millones de euros para el fomento de la acuicultura sostenible y competitiva. Una cantidad que,  unida   a la cofinanciación estatal y de las Comunidades Autónomas, alcanzará una inversión total en acuicultura de 421 millones de euros.

LEY Y PLANES NACIONALES ACUICULTURA

Junto a estas actuaciones, puestas en marcha en el marco del Plan Estratégico Plurianual, Hermida ha destacado el trabajo que se está realizando para elaborar la Ley de Acuicultura, “que contribuirá a una mejora de la gobernanza, en sintonía con los principios que exhortan la actualización del marco normativo para la acuicultura, tal y como se recoge  en las Directrices europeas y en el Plan Estratégico”

También ha anunciado la puesta en marcha  a partir de 2016 de los denominados Planes Nacionales de Acuicultura, que “deberán desarrollarse de forma conjunta entre el sector productor y los investigadores, y constituirán un pilar importante en el desarrollo, a medio plazo, de la actividad”. Unas iniciativas, ha añadido, a las que se dotará de una mayor aplicación práctica, así como de mejores mecanismos para la transferencia de los resultados a las empresas del sector, estando prevista, una inversión, en 2016, de 1millón de euros.

Un esfuerzo presupuestario, ha concluido Hermida, que  demuestra, una vez más, la apuesta de este Gobierno por la acuicultura, “a la que seguiremos  apoyando  como actividad creciente y de gran futuro”.