Carabobo, Venezuela.- Con el compromiso moral de materializar el legado del Comandante Eterno Hugo Chávez y el apoyo brindado por el Gobierno Bolivariano, Eduardo Franco, pequeño productor con más de 20 años dedicados a la actividad agraria, especialmente en el arte de la acuicultura mediante tanque zamorano, presentó ante el colectivo denominado Mesa Acuícola un proyecto para la instalación de una  Planta Procesadora de Alimentos para Peces en el sector Boquerón, parroquia Central Tacarigua, municipio Carlos Arvelo, en el estado Carabobo, con el objeto de derrotar la guerra económica de la que viene siendo objeto la gestión del presidente Nicolás Maduro.

El acuicultor agradeció el esfuerzo proporcionado por los servidores del Instituto Socialista de la Pesca y la Acuicultura (Insopesca) y del Banco Agrícola de Venezuela (BAV), entes adscritos al Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras (MinPPAT), que articuladamente con la gobernación bolivariana de la entidad realizaron las labores correspondientes garantes de materializar la referida planta de concentrados.

Franco manifestó que esta propuesta es el resultado del esfuerzo de un colectivo que de manera desinteresada fue aportando ideas en pro de satisfacer las necesidades de los campesinos dedicados a la acuicultura que por años enteros han venido dando lo mejor de sí para expender al pueblo una  proteína cárnica de primera calidad.

El socioproductor detalló que la propuesta expuesta tendrá capacidad para procesar mil kilos de pescado por hora y ello contribuye asegurar el alimento para todos y cada uno de los ciudadanos dedicados a la “siembra” de cachama en condiciones controladas.

Para finalizar, el agrovenezolano indicó que con ello se asegura que ninguno de los productores deba trasladarse fuera de la región para abastecerse de alimentos, “acción que se traduce en que sus peces no sufrirán por la disminución de las proporciones de la comida” y por ende tendrán un peso acorde a su periodo y mayor tamaño, con la seguridad que el mismo será expendido a las familias carabobeñas ubicadas en los sectores populares.