Temoaya, México.- El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, convivió con la etnia mazahua en el municipio de San Felipe del Progreso, donde hizo un reconocimiento al esfuerzo y la productividad de la mujer rural, incluyendo actividades acuícolas, en el marco del Día Mundial de la Alimentación, evento en que estuvo acompañado por el Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, José Eduardo Calzada Rovirosa, y otros integrantes de su gabinete, entre ellos el Comisionado Nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez.

Al término del evento encabezado por el Jefe del Ejecutivo, el titular de CONAPESCA realizó una visita a la granja de cultivo de truchas “Llano del Rayo”, ubicada en la comunidad de Jiquipilco el Viejo, municipio de Temoaya, Estado de México.

La granja es operada con mucho éxito por la Unidad Económica de Explotación Piscícola “Llano del Rayo”, cuyo representante es el señor Crisóforo Álvarez Fabián, quien mostró al Comisionado de CONAPESCA el funcionamiento de las instalaciones y los alcances del proyecto de producción de truchas con calidad de excelencia para el consumo.

La trucha es una de las especies de mayor importancia por su volumen de producción en la entidad; pertenece a la misma familia que el salmón (salmonidae), es decir es un “salmón de agua dulce”, por lo cual tiene un alto contenido de Omega 3, que es un ácido graso poliinsaturado de grandes beneficios para el ser humano, principalmente en lo que se refiere al sistema cardiovascular.

Una de las características más distintivas es que sólo crece en aguas de manantial y en promedio en una temperatura de 14 a 18 grados centígrados para su engorda, no se desarrolla en aguas contaminadas, lo que es una garantía de un producto inocuo para el consumidor.

El Estado de México produce alrededor de 16 mil toneladas anuales de especies pesqueras en presas, lagunas, estanques y en general aguas interiores, destacando por su volumen la carpa, trucha, mojarra y charal.