Puerto Aysén, Chile.- “Como muy grave para la sustentabilidad de las pesquerías demersales” calificaron desde la Federación de Industrias Pesqueras del Sur Austral, FIPES, la propuesta presentada en la última reunión del Consejo Zonal de Pesca de Aysén sobre los escenarios de la pesquería de la reineta en las regiones del sur de Chile.

En dicha propuesta la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, Subpesca, plantea elaborar una ley específica para declarar a la reineta como altamente migratoria, lo que a juicio de FIPES se presenta como “una alternativa para blanquear la pesca ilegal que por años han ejercido  embarcaciones no autorizadas en las aguas del sur austral, desembarcando enormes cantidades de pescados sin control alguno.”

“Resulta sorprendente que en su presentación, la autoridad, por una parte, reconozca oficialmente que la flota de la Región del Biobío realiza pesca ilegal al sur de la Región de Los Lagos, mientras que a la fecha no ha enfrentado con rigurosidad las innumerables denuncias de irregularidades que hemos presentado como sector,” aseguró Carlos Vial, presidente de FIPES.

Del mismo modo, el ejecutivo indicó que a la fecha “no es posible conocer si efectivamente las embarcaciones están extrayendo solo reineta u otros recursos de importancia para el sur, como son la merluza austral y el congrio dorado, ni tampoco se conoce la cifra exacta de captura, lo que es grave frente al delicado estado de los recursos pesqueros y la estricta reducción de cuotas que hemos enfrentado tanto el sector artesanal como industrial en los últimos tres años”.

La propuesta legal plantea permitir que flotas puedan operar en regiones donde no tienen autorización pero hay recursos disponibles,  como es el caso de las regiones Los Lagos, Aysén y Magallanes. Lo anterior, sin contar con el respaldo científico necesario, sin medidas de manejo ni el previo acuerdo de los actores locales y, por lo tanto, poniendo en riesgo a la actividad pesquera en el sur austral.

En este ámbito, el dirigente sostuvo que “realizar propuestas de cambios legales solo para favorecer a la flota de la Octava Región es impresentable. La información dada a conocer ante el Consejo Zonal de Pesca de Aysén la consideramos como un abuso hacia los pescadores y los tripulantes de la Pesquería Demersal Austral (PDA),  y sería una transgresión grave de la normativa vigente, estructurada en base a la regionalización”.
Cabe recordar que en 2011 se estableció un acuerdo entre la flota de pescadores del Bio-bío, conocida como la flota de Lebu, y las organizaciones de pescadores de la Región de Los Lagos, para autorizar por un periodo de tres años el ingreso de las embarcaciones a la Décima Región. Este acuerdo caduca el próximo 31 de octubre y por ello nace la idea de autorizar,  por medio de un proyecto de ley, a una nueva flota para operar en las Regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes.

Desde el gremio esperan que más allá de administrar los conflictos que se generan en las distintas pesquerías del país, la autoridad pueda velar por la sustentabilidad de los recursos pesqueros y genere herramientas para combatir la pesca ilegal,  tal como fue el compromiso asumido por el  Gobierno de Chile al firmar junto al secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, una nueva política contra la pesca ilegal, durante la realización de la Segunda Conferencia Internacional Nuestro Océano 2015, el pasado 5 y 6 de octubre en Valparaíso.