Atacama, Chile.- Positivos son los resultados que muestra la segunda etapa del Proyecto FIC Aqua, una iniciativa pionera en el país ejecutada por el Centro Regional de Investigación y Desarrollo Sustentable de Atacama, de la Universidad de Atacama, y financiada con recursos del Fondo de Competitividad e Innovación, FIC 2014-2015, del Gobierno Regional de Atacama. Se trata del cultivo controlado y de bajo costo de producción de larvas de erizo rojo, una especie que se encuentra en peligro de extinción por su sobrexplotación, pero que es altamente apetecida por mercados extranjeros.

Para conocer en detalle estos avances, el equipo técnico de CRIDESAT-UDA realizó un taller informativo en dependencias del Centro de Recursos Marinos de CRIDESAT-UDA, ubicado en el sector El Morro de Caldera, jornada que contó con la presencia de Víctor Ossandón, alcalde (S) de la comuna de Caldera; Cristian Varas, representante regional de Subpesca; y Oscar Luz, representante de la Mesa de Pesca de Caldera y presidente del Sindicato de Pescadores y Buzos Mariscadores de Caldera, SIBUCAL; entre otros invitados.

Para Rafael Crisóstomo, ingeniero acuicultor y jefe del proyecto, “es fundamental explicar, tanto a los beneficiarios del proyecto como a las autoridades locales, los procesos y procedimientos técnicos, los aciertos y las dificultades en el cultivo controlado del erizo rojo. En este contexto,  extendemos la invitación a la comunidad a participar en futuros talleres para a conocer estos y otros avances del Proyecto”.

En la jornada, los profesionales a cargo del proyecto presentaron el desarrollo cronológico del proceso de cultivo a los asistentes, quienes además visitaron las instalaciones para comprender in situ cada una de las etapas del proyecto: los estanques, especialmente acondicionados para las etapas de eclosión y desarrollo de las larvas; la sala de microalgas, implementada para la alimentación de esta especie; y las piscinas donde se ubican las placas especiales donde se fijan las semillas, antes de ser entregadas a los beneficiarios.

PRODUCCIÓN DE BAJO COSTO

Hace un par de décadas, el erizo rojo era encontrado en casi toda la costa de nuestro país. Esta realidad cambió abruptamente tras la evidente sobre exploración de este recurso, convirtiéndolo en una especie en peligro de extinción. Con el objetivo de conservar la especie y satisfacer la necesidad de consumo, sobre todo desde mercado asiático, nace la constante inquietud de investigadores y profesionales por lograr su repoblamiento. Una de las alternativas más utilizadas es la entrega de semillas de erizo a sindicatos y agrupaciones de pescadores y buzos mariscadores que cuenten con áreas de manejo.

Para el equipo de profesionales del CRIDESAT de la Universidad de Atacama, no basta solo con entregar la semilla a los beneficiarios. “Uno de nuestros desafíos es transferir esta tecnología de bajo costo a los beneficiarios, ellos deben contar con las capacidades técnicas para el manejo y el desarrollo integral de la especie, no solo con el producto final como ha sido hasta la fecha. En Atacama se dan las condiciones para la producción controlada de una especie altamente consumida y por lo tanto, un mercado en constante crecimiento”, comentó el Jefe del Proyecto FIC Aqua II.

AVANCES

El cultivo de erizo rojo se desarrolla en el marco de la segunda etapa del Proyecto FIC Aqua. “Han sido casi dos años de estudios, tomas de muestras, aciertos y desaciertos hasta lograr obtener las mejores condiciones, de bajo costo, para la producción de esta especie”, indica Gabriela Ladrón de Guevara, ingeniero acuicultor y jefe de producción del Proyecto FIC Aqua II.

Según la profesional, “hemos avanzado en cada etapa investigando, probando y errando hasta lograr el objetivo. Es innovación en el amplio sentido de la palabra. La propuesta de este proyecto no se basa sólo en obtener los parámetros de producción de los erizos, sino de encontrar el procedimiento justo para obtener larvas y semillas de alta calidad a muy bajo costo”, explica.

Entre los principales avances, la Jefe de producción destaca la obtención orgánica de semillas de erizo en cantidades viables, pero sobre todo resalta haber logrado su fijación en condiciones bastantes adversas. “Logramos producir semillas de erizo con un menor costo que las logradas en otros centros de cultivo, puesto que reducimos al máximo los gastos y la tecnología. A esto sumamos que las cantidades obtenidas son suficientes para ser entregadas a los beneficiarios, lo que significa que en un futuro podrán generar sus propios repoblamientos, al principio con el apoyo técnico de la Universidad, pero luego de manera autónoma”, indica.

Para Víctor Ossandón, alcalde (S) de Caldera, “este Proyecto es una apuesta interesante en beneficio de los pescadores, buzos mariscadores y pequeños acuicultores de la comuna. Es innovación y una inversión no sólo desde el punto de vista económico, sino en la entrega de nuevas capacidades y tecnologías, elementos de mayor valor puesto que son herramientas acordes a sus posibilidades productivas. Se agradece la claridad en la entrega de información, la metodología y por supuesto, la posibilidad de observar en terreno los procesos”, señaló.

El Proyecto FIC Aqua II se extenderá hasta enero de 2016, etapa donde se espera avanzar con las demás líneas: ostión y algas pardas (pelillo). “Si bien el proceso ha sido lento, lo evaluamos positivamente porque hemos logrado nuestro objetivo. Ahora, en esta línea, nos queda establecer los costos de producción de los juveniles, desarrollar un protocolo de cultivo y finalmente, hacer efectiva la transferencia tecnológica a los beneficiarios, a través de capacitaciones de las distintas etapas de cultivo y de producción”, concluye el Dr. Bernardo Sepúlveda, director del Proyecto FIC Aqua II.