Coquimbo, Chile.- Importantes equipos e instrumental que potenciarán la investigación científica y tecnológica en ciencias del mar y acuicultura en la macrozona norte y la ecorregión de Isla de Pascua se adjudicó la Universidad Católica del Norte en el IV Concurso de Equipamiento Científico Mediano FONDEQUIP de CONICYT.

Las nuevas adquisiciones – un microscopio electrónico de barrido, un cromatógrafo UHPLC y un planeador submarino autónomo-, representan un monto cercano a los 500 millones de pesos equipos y benefician a la Facultad de Ciencias del Mar de la UCN, que de esta manera cierra de modo auspicioso su año 2015, destacaron las autoridades de la institución.

Uno de los equipos adjudicados es un microscopio electrónico de barrido, que permite obtener imágenes topográficas de muestras microscópicas con gran aumento y alto poder de resolución. Según explica el Dr. Javier Sellanes, director del proyecto que postuló al FONDEQUIP, el moderno instrumento será utilizado por científicos de la UCN para determinar la biodiversidad de invertebrados vivientes y fósiles que viven en islas oceánicas y margen continental. Esta investigación será realizada en el contexto de los proyectos Núcleo Milenio Ecología y Manejo Sustentable de Islas Oceánicas y dos FONDECYT, uno (1130266 ) dedicado a patrones biogeográficos de quitones, moluscos muy abundantes en Chile; y otro (1140841) que estudia la historia de vida del langostino colorado, una especie de crustáceo muy importante para la pesca regional.

En el ámbito de la acuicultura, el microscopio electrónico de barrido servirá para realizar estudios básicos sobre especies de cultivos, tecnologías de cultivo y criopreservación, y enfermedades microbiológicas y parasitarias en organismos marinos en condiciones naturales y de cultivos. Por la importancia de este nuevo equipamiento, el Dr. Javier Sellanes destacó especialmente el rol jugado por la investigadora María Soledad Romero, “gracias a su involucramiento y perseverancia fue que no desistimos de seguir presentando este proyecto”, comentó.

Aplicaciones en biomedicina

También el Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Algas (CIDTA) de la UCN se vio favorecido con la adjudicación de un cromatógrafo UHPLC, instrumento de nombre complejo, pero cuya función es clara: fortalecer la investigación colaborativa para caracterizar, identificar y cuantificar moléculas bioactivas de origen marino y terrestre. Así lo explica la Dra. Fadia Tala, directora del CIDTA, acotando que los productos naturales marinos y terrestres ofrecen un amplio reservorio de moléculas con aplicaciones en biomedicina, cosmética, nutracéutica, alimentos funcionales y agroindustria. “Son indicadores bioquímicos de procesos biológicos y fisiológicos asociados al ambiente y clima. Identificar principios activos en matrices biológicas aumenta el valor agregado de los recursos naturales renovables, los que en Chile en su mayoría se comercializan como comodity”, advierte, agregando que la búsqueda de biomoléculas con propiedades antioxidantes, antibióticas, fungicidas, anticáncer, neuromoduladoras, entre otras, se proyecta como un relevante foco de desarrollo productivo de recursos endémicos marinos y terrestres.

El CIDTA ya ha incursionado en estos ámbitos y la adjudicación del cromatógrafo UHPLC con detector Masa/Masa triple-cuadrupolo implicará un importante avance, permitiendo actualizar la metodología analítica existente y estar a la vanguardia en la identificación de la composición química de moléculas orgánicas provenientes de diversas matrices biológicas, que no son identificadas por otras técnicas.

El nuevo equipo servirá tanto a científicos de la Facultad de Ciencias del Mar como de Medicina, las que potenciarán sus áreas de investigación al expandir las capacidades analíticas como complemento de sus estudios. Además, el impacto se extenderá al Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas, CEAZA, a través de sus investigadores de las ciencias biológicas y alimentaria, aplicada a la productividad biológica natural y de cultivo.

El tercer equipamiento logrado por la UCN en el concurso FONDEQUIP consiste en un planeador submarino autónomo (“Glider”) de última generación, que fortalecerá las capacidades de observación e investigación oceanográfica. Liderando el proyecto que postuló a esta adquisición está el Dr. Marcel Ramos, quien precisa que este vehículo autónomo submarino “permite realizar observaciones oceanográficas con una alta cobertura espacial y temporal por periodos continuos de larga duración, del orden de 20 a 40 días o más, dependiendo del tipo de batería utilizada”. Lo anterior, destaca, sin la necesidad de contar con una embarcación mayor durante todo el periodo de medición o para el despliegue y retiro del equipo, “cuyo costo encarece fuertemente las campañas oceanográficas”. Estos equipos, agrega, permiten disponer de información oceanográfica casi en tiempo real y son capaces de medir bajo cualquier condición del estado del mar.

El planeador submarino autónomo será usado en los principales sistemas costeros y de surgencia de la región centro-norte del país y también en la ecorregión de Isla de Pascua, esta última, en el marco del Núcleo Milenio de Ecología y Manejo Sustentable de Islas Oceánicas, que estudia las condiciones oceanográficas que determinan la productividad biológica y conectividad de las poblaciones en dicha ecorregión.

Fuente: UCN