Canadá.- Una empresa viene probando el cultivo de la bacteria consumidora de metano Methylococcus capsulatus, para producir dietas para el salmón y mascotas.

“Estos son los organismos que crecen en muy alta densidad, así que hay muchas células en el tanque” dijo Lori Giver, vice-presidente de ingeniería biológica en Calysta, una empresa de biotecnología con sede en Menlo Park cerca a San Francisco.

Normalmente, indica la científica, puedes encontrar estos microbios en la naturaleza alimentándose de metano producto de las descomposición de la vegetación. “Ellos usan el metano como la única fuente de carbono” dijo Giver.

En el laboratorio, los científicos bombean metano en el tanque para alimentar las bacterias. Luego ellas son matadas con calor y secadas, creando un fino polvo rosa. La empresa convirtió este polvo en pellets para alimentar peces.

“El problema con la acuicultura” dijo Alan Shwa, presidente de Calysta, “es que tienes que alimentar a los peces con otros peces. Esto no es sostenible”.

La dieta para peces de Calysta contiene más de 70% de proteína. Y el bono: las bacterias se alimentan con metano que puede ser capturado.