Chile.- “Como una falta de respeto a los pescadores artesanales de la Región de Los Lagos”, definió  el dirigente de la Federación de Pescadores Artesanales de Hualaihué,  José Alvarado,  la polémica que se está  generando esta semana en el Congreso, sin consultar a los verdaderos actores que viven del mar, para ingresar a discusión un proyecto de Ley  que busca  anular la  actual Ley General de Pesca y Acuicultura.

“Representamos al 85% de la flota pesquera en los Lagos y nuestros políticos o no han querido escuchar o tienen otros intereses que no conocemos, pero la iniciativa de anular la actual normativa para la pesca artesanal  significa perder muchos de los derechos que hemos ganado, como el contar con una mayor cuota de merluza austral y congrio, avanzar en las áreas de manejo  y evitar la carrera olímpica que  solo trae un desorden  al sector pesquero”, sostuvo Alvarado.

Sin la actual ley y durante un periodo de aproximadamente dos años mientras se legisla una nueva normativa,  “la actividad pesquera, tanto industrial como artesanal, estaría en tierra de nadie, y  aún cuando  Chile contaría una cuota global,  no estaría fijada en forma individual, por lo que la mejor embarcación y con mayor capacidad tecnológica podrá pescar más rápido y la mayor cantidad de peces, y claramente ese no es el caso de los botes de los pescadores”, expresó Rodrigo Aguilar, dirigente de A.G Demersal.

“Es un ataque directo a la pesca artesanal, aunque en los medios de comunicación y en los discursos de algunos políticos digan lo contrario.  Hemos hecho esfuerzos en explicar nuestra posición, pues por supuesto creemos que hay cosas que se deben mejorar en la ley pero la anulación  significa  el fin de la pesca artesanal”, explicó  José Alvarado.

“Es triste ver como consignas lideradas por otros intereses externos a la pesca artesanal y que levantan a falsos dirigentes,  quieren romper con lo avanzado. Desde la pesca artesanal hemos hecho esfuerzos para contar con nuestras plantas de proceso, restaurantes, botes de turismo y otras innovaciones que solo pueden existir si tenemos estabilidad.   Si la actual ley se anula,  no tenemos ninguna seguridad que podamos conseguir,   a través de lobby e intereses políticos, lo que con mucho trabajo hemos logrado a la fecha. ¿Quién nos garantiza que ganemos algo si  volvemos al caos? , expone Juan García,  presidente de  A.G. Demersal.

El dirigente de la Región de Los Lagos agregó que “ la noruega Lota Protein pide que se implemente  en Chile el modelo  de subasta que existe en Europa con un 70% de licitaciones y claramente  es algo  en que la pesca artesanal  no puede  competir.  Me gustaría que los políticos dijeran  para quién están trabajando.   La carrera olímpica la vimos en la década del 90 y la flota pequeña no alcanzaba ni a poner los espineles en el agua cuando la cuota se había acabado. Fue nefasto”.

“No queremos una reconversión en la pesca artesanal como sucedió con los mineros de Lota. En la Región de Los Lagos existen más  de 20 mil pescadores que queremos seguir trabajando en el  mar,  con reglas claras y apoyo al emprendimiento,  por lo tanto esperamos un mayor respeto de nuestros políticos”, sostuvo Juan García.