Australia.- Un productor acuapónico ha tenido éxito en criar trucha arcoíris cerca a Tamworth en New South Wales, a pesar de ser un pez de aguas frías.

Las temperaturas en Loomberah frecuentemente supera los 30 oC, pero Gordon Garrad uso un enfriador de agua que mantiene la temperatura del agua en su el tanque de los peces por debajo de los 21 oC.

La energía solar es usada para bombear el agua del tanque de los peces a través de “camas de crecimiento” que contienen un grupo de vegetales. Las plantas extraen del agua los nutrientes que necesitan para crecer, limpiando el agua antes de bombearlo nuevamente al tanque de los peces.

Garradd cría a las trucha arcoíris en un tanque de agua de 9500 litros. “Las trucha arcoíris son peces de agua fría y no están en un clima frio aquí con la ayuda de un enfriador de agua” dijo el emprendedor.

El filtro del tanque de los peces recolecta los desechos (heces y alimento no consumido) de los peces, que luego se desvía otro tanques y la hace circular a través de lechos donde se cultivan frijoles, girasoles, calabacines, pepinos y limas.

Un segundo sistema circula el agua que ha tenido las heces de los peces, a través de camas de grava en donde se cultiva brocoli, coles, maíz y ruibarbo.

“Los sistemas acuapónicos son más productivos que el cultivo en suelo, y usa una pequeña fracción de agua” dijo Garradd.

Puede ver leer la nota completa aquí (inglés).