San José, Costa Rica (Nación).- La acuicultura nacional pretende darle un giro a su estrategia y diversificar más la oferta ante el aumento en la cantidad de países que producen tilapia.

Según el más reciente censo agropecuario realizado en el 2014, el 87,5% de las fincas acuícolas del país se dedican a la producción de dicha especie.

Esa situación no es favorable debido a que Honduras, China y Ecuador, intensificaron sus labores de cultivo de tilapia en el intento por conquistar al que es gran comprador de los productos del país: Estados Unidos.

Las consecuencias ya serían visibles. Datos de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer) muestran que las exportaciones de esa especie pasaron de 7.166 toneladas en el 2012, a 5.777 en el 2015; una caída del 19,4%.

Puede acceder al artículo "Acuicultura intenta diversificarse para sobrevivir a la competencia" aquí.