Chile.- Un llamado a reforzar el trabajo por la sustentabilidad pesquera en Chile realizó la organización no gubernamental, Centro Desarrollo y Pesca Sustentable, CeDePesca, pues considera que  la polémica generada  estas últimas semanas por una moción parlamentaria que postula la anulación de la Ley de Pesca,  sería una falta gravísima  para el sector y desvía la atención a los verdaderos problemas  que afectan a las pesquerías nacionales.

Al respecto, Guisella Muñoz, directora del proyecto de merluza común de CeDePesca, sostuvo que “sería gravísimo dejar sin marco regulatorio a esta actividad, provocando incertidumbre mientras se discute una nueva normativa, especialmente para los recursos que están sobreexplotados como es el caso de la merluza común”.

CeDePesca valoró, por su parte, los avances alcanzados por la actual normativa, por ejemplo en la obligación de evaluar las pesquerías y definir las cuotas de captura a través de un comité de científicos autónomos que asegura la objetividad del proceso. Del mismo modo,  la ONG especializada en el ámbito de la  pesca sustentable,  destaca la necesidad de contar con los planes de manejo y de recuperación que son elaborados por Comités de Manejo, integrados por representantes del sector y elegidos por votación.

En este sentido, Claudio Barrientos, representante de CedePesca en Chile, indicó que  el objetivo central de la ley que se pretende anular es “la conservación y el uso sustentable de los recursos hidrobiológicos, dotando a  la administración pesquera de Chile de uno de los  cuerpos legales más modernos  de Latinoamérica, quizás comparable con la Ley Magnuson-Stevens que fue aprobada hace 40 años  en Estados Unidos para evitar la sobrepesca”.

Para Cedepesca  si bien hay avances como  la implementación de certificaciones de desembarques pesqueros artesanales, aún considera que es necesario fortalecer  la investigación  y el combate a la pesca ilegal.

Finalmente CeDePesca  se mostró de acuerdo con la necesidad de una revisión periódica de la normativa e  hizo un llamado al Gobierno a escuchar las voces de las Ongs que están trabajando por recuperar las pesquerías en Chile,  e incluir a dichos actores  en las mesas de trabajo que se implementarán en marzo  para contar con una revisión de la ley que permita  velar por un manejo apropiado de la actividad pesquera nacional.