Perú.- La sede Tingo María del Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana IIAP, continúa con el impulso a la piscicultura como una actividad productiva y sostenible que permite garantizar la seguridad alimentaria y mejorar la calidad de vida del poblador amazónico en la selva de la Región Huánuco.

Para tal efecto desde el año 2013, el IIAP desarrolla diversas actividades y eventos con el fin de promover la piscicultura en la Provincia de Leoncio Prado, al trabajar con diferentes actores locales, provinciales y regionales; a través de convenios de cooperación interinstitucional, que buscan las estrategias de intervención en beneficio de los piscicultores de esa.

Todo esto es posible gracias al Proyecto de Inversión Pública “Mejoramiento de la transferencia de tecnología acuícola del IIAP para contribuir a la seguridad alimentaria en las regiones de la Amazonía Peruana de Loreto, Ucayali, San Martín, Huánuco y Madre de Dios” – MTTA, que maneja el IIAP.

Como parte de las actividades institucionales del IIAP, recientemente el IIAP Tingo María contó con la presencia del vicepresidente del IIAP el doctor Milthon Muñoz Berrocal y el Gerente Regional del IIAP Huánuco el ingeniero Francisco Sales Dávila, a fin de supervisar in situ las actividades que se desarrollan con los piscicultores en los diferentes distritos de la Provincia de Leoncio Prado.

Con esta visita se logró corroborar el avance y el compromiso por parte del equipo técnico del Programa AQUAREC y del personal del Proyecto MTTA, así como el interés y entusiasmo de los piscicultores, quienes afianzan sus conocimientos al participar en las diferentes capacitaciones brindadas por los especialistas en transferencia de tecnología acuícola, con el asesoramiento y asistencia técnica que brindan los promotores extensionistas.

Uno de los aportes en el desarrollo de estas actividades de supervisión fue el de impulsar el desarrollo de sistemas integrales de producción (piscicultura, cultivos agrícolas, agroforestería, etc.) a fin de complementar y diversificar los cultivos que realizan los productores dentro de sus propios predios, con el fin de hacer un uso más eficiente de los suelos, y permitir la generación de mayores ingresos económicos.