Ciudad Bolívar, Venezuela (AVN).- La Franja Pesquera y Acuícola para estimular la producción de pescado en las entidades con potencial en esta área, abre para el estado Bolívar una oportunidad para incrementar la disponibilidad de carne de especies fluviales a través de la técnica de la piscicultura.

Con este proyecto, el Gobierno Nacional garantizará el apoyo técnico y financiero para que un gran número de instituciones y productores, tanto públicos como privados, aumenten la producción de especies marinas en los estados del eje costero, pero también incluye a muchas entidades no marítimas que poseen importante actividad de pesca en ríos, lagos o por métodos artificiales como la piscicultura.

En el caso del estado Bolívar, el pescado consumido en los mercados de las principales ciudades se abastece en su mayor parte de la faena realizada en el río Orinoco por cooperativas y pescadores artesanales de la zona sur de Anzoátegui y Monagas, así como una pequeña parte proveniente de la cuenca baja del río Caroní.

Varios problemas afectan el suministro de pescado en la entidad, como la sobrepesca en el Orinoco que amenaza a las especies autóctonas y los altos precios que deben pagar los consumidores por la carne de pescado de mar que es traído desde Anzoátegui y Sucre.

Sin embargo, desde el año 2008 se han iniciado diversos proyectos para estimular la producción de carne de pescado a través de las técnicas de Piscicultura, especialmente de especies autóctonas como el Moroco y la Cachama y su híbrido Morocoto, entre otras.

En Ciudad Bolívar opera desde ese año el Centro Piscícola del Orinoco, creado por la Gobernación de Bolívar para potenciar este ramo de la producción de alimentos, usando técnicas de cría de alevines, engorde, captura y procesamiento en tanques especiales.

Inicialmente comenzó a producir cachamotos, híbrido de las especies Cachama y Morocoto que adquiere gran tamaño en muy poco tiempo y cuya carne es de muy buen sabor y alto contenido proteico.

En un principio se utilizaban alevines adquiridos en empresas privadas especializadas de otras partes del país, pero desde el 2013 se puso en servicio un laboratorio de reproducción y experimentación genética con capacidad para producir 400.000 alevines anuales de las especies, cachama, morocoto y tilapia, utilizando especímenes adultos producidos en los tanques de engorde de este mismo centro.

El responsable de este laboratorio, Pedro López, informó durante la inauguración del mismo que los alevines son utilizados para producir carne para la venta en los mercados regionales, y para distribuir, a bajos precios, a pequeños y medianos productores piscícolas en áreas urbanas y rurales de todo el estado Bolívar, con el objetivo de impulsar un proyecto de producción de hasta 80.000 toneladas anuales de carne de pescado exclusivamente por la vía de la piscicultura.

Otro proyecto manejado por este centro es la cría de alevines de camarón de agua dulce, especie que hasta la fecha no ha sido producida en el estado Bolívar y que tiene un alto valor nutritivo.

Al respecto, el gobernador Francisco Rangel Gómez explicó que "todo esto parte de un gran plan para la soberanía alimentaria que venimos ejecutando y que incluye otros proyectos como los centros de cultivo en ambiente controlado, la capacitación de campesinos y productores y otros más que ejecutaremos con apoyo del Gobierno Nacional", apuntó.

El pequeño productor Rogelio Simoes, quien se estableció hace 30 años en el sector agrícola San Jacinto del municipio Caroní, señaló que la pisicicultura es el futuro de la actividad pesquera, no solo en Venezuela sino a nivel mundial.

"Yo vengo de un pequeño pueblo de Portugal donde hoy los barcos casi no capturan nada por culpa de la sobre-explotación de los recursos del mar", señaló.

"Ahora allá se promueve mucho la piscicultura en tanques y lagunas artificiales y este es el mejor momento para que Venezuela implemente este tipo de proyectos y salve sus recursos naturales, además de dar alimento a su población", manifestó Simoes.

En el fundo de Simoes se han instalado a la fecha dos tanques donde ya está produciendo los primeros ejemplares de morocoto, que espera poner a la venta dentro de tres meses en los mercados de Ciudad Guayana.

Otra experiencia similar se realiza en el sector El Buey del municipio Piar, donde 15 familias decidieron conformar una pequeña cooperativa para la producción de cachamotos, usando tanques de diseño australiano y otras técnicas aprendidas a través de los cursos ofrecidos por el Instituto de Tecnología Agrícola del estado Bolívar (Irtab).

"En esta zona el pescado es muy caro y el suministro es irregular. Con este proyecto podremos disponer de carne de alta calidad, muy sano y a buen precio, para complementar la gran oferta de carne de res, hortalizas y legumbres que ya tenemos en esta zona del estado Bolívar", apuntó José Euleuterio González, integrante de este grupo de nuevos emprendedores en la piscicultural.