Malpeque, Canadá.- La investigación se realiza en la bahía Malpeque y está dando lugar a la capacidad de predecir el impacto ambiental de la acuicultura.

Científicos del Department of Fisheries and Oceans (DFO), trabajando con sus colegas internacionales, han desarrollado un modelo informático que hace para la acuicultura lo que la predicción del clima para la agricultura, informó el medio The Guardian.

Thomas Landry, biólogo investigador en el Department of Fisheries and Oceans, dijo que el modelo fue desarrollado para ayudar a la DFO a decidir si levanta la moratorio de 17 años de nuevas licencias acuícolas en bahía Malpeque.

Sin embargo, el potencial de la tecnología no se limita a un cuerpo de agua específico, manifestó Landry.

“La herramienta ha sido desarrollada en base al escenario en bahía Malpeque, pero es una herramienta que se puede utilizar fácilmente para otras áreas y también para otras especies. Así que es un avance significativo en la ciencia y en nuestra capacidad de proporcionar información científica sólida y asesoramiento sobre el desarrollo de la acuicultura” manifestó Landry.

“Ahora somos capaces de evaluar diferentes escenarios de la expansión de la actividad acuícola y ser capaces de pronosticar como el ecosistema reacciona a esta adición”.

Hasta ahora, los científicos han tenido pocas herramientas prácticas para predecir cómo la expansión de la acuicultura podría impactar en varios ecosistemas.

Esta nueva herramienta permite a los científicos incluir todas las variables en una ecuación, como especies, tamaños propuestos de las licencias acuícolas, y predecir el impacto sobre la línea de base de los niveles de nutrientes. Ellos pueden sacar sus conclusiones y hacer recomendaciones en base a los datos.