Hanoi, Vietnam (PL).- Varias provincias vietnamitas implementan hoy medidas para paliar el impacto de la sequía y la intrusión salina en la agricultura y la acuicultura, fenómenos agravados este año por la intensidad y prolongación del fenómeno de El Niño.

De acuerdo con informaciones procedentes de Tien Giang, en el Delta del Mekong, esa adversidades amenazan más de 17 mil hectáreas de arroz y de otros cultivos, incluidos árboles frutales.

Autoridades citadas por medio de prensa informaron de la construcción de obras de regadío con una extensión total de 180 kilómetros en el distrito de Chau Thanh, del referido territorio.

También se orientó a los campesinos hacer canales para almacenar agua y se les explicó cómo atender las plantaciones ante esta situación.

En la provincia sureña de Vinh Long, se reforzó el control de la salinidad, incluida la emisión de avisos para las áreas dedicadas a la acuicultura en los casos necesarios.

Además, en varios distritos se les facilitaron técnicas de adaptación de cultivos, mientras a los acuicultores se les brindará apoyo para una mayor diversidad de especies en regiones susceptibles a la sequía y salinización.

Mientras, en el territorio central de Phu Yen, las autoridades asignaron un millón 650 mil dólares para combatir los mencionados fenómenos, junto con el suministro de agua a 10 mil familias afectadas.

La víspera, el primer ministro Nguyen Xuan Phuc reconoció estos problemas entre los desafíos que debe vencer el Gobierno.

El Ejecutivo nacional también entregó ayuda a varias localidades para aliviar los efectos de estos fenómenos.

Hoy se divulgó la distribución de 500 toneladas de arroz para pobladores de la provincia de Dak Lak, en la altiplanicie central.