Providence, EEUU.- La acuicultura, si es practicada sosteniblemente, puede incrementar el abastecimiento de alimentos en Kenia, pero la técnica que la industria usa para producir piensos para los peces son ecológicamente destructivos. En Suiza, a inicios de este mes, dos estudiantes de la Brown University y sus colaboradores recibieron un premio internacional por su idea innovadora.

Llamada “Kulisha”, que significa “alimentar” en Swahili, el proyecto se concentra en elaborar piensos para peces elaborados de larvas de mosca soldado negro, como una alternativa a los piensos elaborados con harina de pescado silvestre.

El equipo, que incluye al concentrador de ciencia ambiental Maya Faulstich-Hon y la nativa de Kenia viraj Sikand, propone construir un negocio de crianza de larvas, alimentados con residuos orgánicos, y procesarlas en piensos para peces que podrán ser comercializados a los piscicultores.

La idea fue convincente a los jueces del Thought for Food Challenge, que inició con cerca de 500 equipos y culminó con 10 finalistas que presentaron sus conceptos en Zurich entre el 1 y 2 de abril. Kulisha, que incluye a Lunalo Cletus de la University of Nairobi, Arjun Paunrana de UCLA y Eric Katz de la University of Michigan, fue seleccionado como ganador.

Este verano el equipo retornará a Kenia con el premio y otras subvenciones que han recibido, para implementar el negocio.

“El premio monetario de TFF, junto con otras subvenciones, serán usados para construir instalaciones, empezar una colonia y empezar a probar los prototipos” manifestó Faulstich-Hon. “Además, nosotros nos asociaremos con la mayor granja de tilapia, y al final del verano empezaremos las pruebas de nuestro producto con ellos”.