Orono, EEUU.- Libby Gorse, asistente de investigación en Boardman Hall en la University of Maine, está feliz de que su investigación este encabezando el proyecto Sustainable Ecological Aquaculture Network (SEANET). Ella y Aria Amirbahman, profesor de ingeniería civil y ambiental, están estudiando los efectos que las granjas acuícolas tienen en los sedimentos por debajo de ellos.

Maine EPSCoR en la University of Maine administra el proyecto SEANET. Una subvención de US$20 millones de la National Science Foundation viene siendo utilizado para aprender como diferentes tipos y escalas de acuicultura interactúan en la línea costera del Estado.

Los científicos monitorean el ambiente el ambiente a través de investigaciones de campo, análisis de laboratorio y tecnologías de sensores ubicados en boyas para aprender acerca de la dinámica trófica de la acuicultura en el sistema costero en Maine. Específicamente, ellos estudiarán como los nutrientes se mueven desde el ambiente físico hacia los organismos vivos y luego se reciclan.

SEANET ha dividido el Estado en tres bioregiones para estudiar en profundidad y determinar cuánta producción acuícola puede soportar el área.

La costa de Maine sirve como un laboratorio viviente, permitiendo a los científicos para explorar la factibilidad de las operaciones acuícolas.

Gorse explorará cada bioregión para contribuir a una comprensión de la capacidad de carga (¿Cuál es la densidad de operaciones acuícolas que pueden ser mantenidas? ¿Qué clase de sitios? y ¿Cuántos sitios son apropiados?) considerando las condiciones locales.

“Mi estudio analizará los diferentes biodepósitos de ostras, mejillones, peces y todas las operaciones diferentes que soporta Maine” manifestó la científica. “Necesitamos entender como equilibrar las operaciones de acuicultura para mantener todo sano y conocer cuantos sitios o tipos de sitios son apropiados”.

Mediante el estudio del sedimento debajo de las granjas acuícolas, Gorse y Amirbahman buscan aprender como mejorar el asesoramiento para las granjas acuícolas con respecto al crecimiento y la ubicación de las granjas a lo largo de la costa.

“Es importante conocer la huella, química y biológica, de estas granjas” manifestó Amirbahman. “Es especialmente importante para nosotros conocer el rol que estas operaciones tienen sobre el presupuesto general de nutrientes de estos sistemas. Esto nos ayudará a entender donde ubicó, por ejemplo, a qué distancia deben estar las operaciones entre ellas. ¿Qué clase de tasa de descarga tiene, por ejemplo, vía la dilución a través de la marea o la corriente que puede resolver un montón de problemas?

Para crear equipamiento para su estudio, Gorse trabajo con el Advanced Manufacturing Center de UMaine para construir cámaras de flujo para tomar muestras de sedimento. Un sistema de bomba mueve el flujo de agua a través de la cámaras y una unidad de enfriamiento mantiene la temperatura de las muestras a un consistente nivel del agua de 45-55 grados Fahrenheit.