Reino Unido.- Rothamsted Research obtuvo el permiso de Defra para realizar pruebas de campo de sus plantas modificadas genéticamente para producir omega-3 en su Rothamsted Farm en el 2016 y 2017.

Según el medio FarmingUK, las pruebas evaluará si las plantas de Camelina sativa modificadas genéticamente son capaces de producir cantidades significativas de ácidos grasos omega-3 en la semilla de la planta bajo condiciones de campo. La prueba es parte del programa de crecimiento estratégico de la investigación en Rothamsted.

Omega-3 ha demostrado ser beneficiosos para la salud humana y contribuye a la protección contra las enfermedades coronarias del corazón (CHD).

La principal fuente de estos ácidos grasos son los peces marinos. Los peces, como los humanos, no producen estos aceites, pero ellos los acumulan a través de la dieta en los peces silvestres o a través de la harina y aceite de pescado en los peces de cultivo.

Alrededor del 80% de todo el aceite de pescado es consumido por el sector de la acuicultura y esta creciente industria esta buscando nuevas fuentes de omega-3 para asegurar que sus prácticas de producción permanezcan sostenibles.

Un enfoque con potencial hacia un abastecimiento flexible y sostenible de omega-3 es la ingeniería de vegetales terrestres con la capacidad de sintetizar estos ácidos grasos en las semillas.

Rothamsted Research durante años ha desarrollado plantas de Camelina modificadas genéticamente, que producen con éxito omega-3. Este potencial puede asegurar el óptimo uso de cosechas modificadas genéticamente como una fuente de componentes claves requeridos para la producción sustentable de peces.

El experimento controlado será realizado en Rothamsted Research y la siembra de las semillas de Camelina podría tener lugar en mayo de este año. Las plantas serán cosechadas en agosto/septiembre del 2016, y una pequeña cantidad de semillas serán usadas para analizar el contenido de aceite, el resto de semillas y el material vegetal serán destruidos de acuerdo con el permiso.

Los inspectores e GM de la Food and Environment Research Agency realizarán inspecciones regulares.