Por Sebastián Vega*
Chile.- Una respuesta más rápida y eficaz ante altas demandas de producción, capaz de generar importantes ahorros en los costos de operación y alimentación de los peces, son las principales ventajas de estas plataformas flotantes, que enriquecen el agua con el oxígeno necesario para el crecimiento de los salmones.

En diferentes épocas del año y debido a múltiples condiciones ambientales o meteorológicas como la temperatura, mala oxigenación por proliferación de algas, sedimentos provenientes de efluentes, entre otros factores, se producen bajas en los niveles normales de oxígeno en el agua de mar de áreas determinadas. Este problema puede ser mortal para los peces, sobre todo durante su alimentación, ya que precisan de este elemento para subsistir.

La industria salmonera es consciente del riesgo que conlleva la oscilación en los márgenes de oxígeno para la producción, pues está estudiado que, manteniendo un nivel medio permanente, los peces aprovechan de mejor manera el alimento, convirtiéndolo en masa más rápidamente.

En este marco, INDURA desarrolló un innovador sistema de oxigenación de mar, consistente en la instalación de un estanque flotante que contiene oxígeno en estado criogénico, en plataformas flotantes cercanas a los centros de cultivo de salmones. “Por medio de cañerías se lleva el oxígeno ya en estado gaseoso, transformación que se realiza al pasar el líquido por unos elementos denominados vaporizadores, en los cuales se baja la temperatura, convirtiéndolo en gas”, explica Fernando Sáenz-Laguna, subgerente de Negocio Acuícola de la compañía.

“Este gas se lleva hasta las balsas-jaula que contienen los peces y es aplicado por medio de difusores ubicados a cierta profundidad, generándose las burbujas de oxígeno que enriquece el agua con el gas necesario”, aclara.

Si bien inicialmente su aplicación fue con sistemas de tanques desde tierra, la empresa decidió incluir estanques flotantes para este efecto, dando ventajas comparativas como una respuesta más veloz y eficaz ante altas demandas, además de reducir costos de operación, inversión y salida.

Ahorro y beneficios

El actual escenario económico del sector acuícola, ha llevado a las compañías del rubro a buscar iniciativas que les generen ahorros para paliar el mal momento. En ese sentido, soluciones específicas como ésta van en ayuda de una industria que requiere innovación de alto impacto para su negocio.

Sáenz-Laguna destaca que los beneficios del sistema están alineados con esta realidad, pues su uso produce de manera efectiva, “un menor gasto de implementación y operación, y mejoras en la tasa de conversión del alimento, que contribuye al crecimiento de los peces y disminuye los costos en alimentación”. Por otro lado, “INDURA trabaja con un sistema de monitoreo y control del sistema de oxigenación, el cual controla los parámetros del mar y aplica el oxígeno de manera automática en caso de ser necesario”, apunta el ejecutivo.

Además, si se compara con las pérdidas que tiene el mercado acuícola por no considerar este apoyo en las bajas de oxígeno que se presentan de forma natural, la inversión no es elevada. “Los resultados son claros en señalar que es una adquisición que obtiene retornos al corto plazo. Al mismo tiempo, estamos concientizando a la industria que mantener niveles constantes de oxígeno también ayuda a mejorar la productividad, al requerir menor alimento y acortar los ciclos de crecimiento del salmón”, puntualiza Sáenz-Laguna.

*Agencia Allpress