Reino Unido.- Científicos están tratando de encontrar una nueva vía para producir los ácidos grasos omega-3 que actualmente provienen del aceite de pescado.

El Synthetic Biology Research Centre de la University of Nottingham están trabajando con la empresa de biotecnología CHAIN Biotech y Calysta Inc., para desarrollar tecnología microbiana que use microorganismos para fermentar gas metano en suplementos nutricionales valiosos.

El proyecto pionero es llamado PUFA (polyunsaturated fatty acids). Se ejecutará durante un año y es financiado por la subvención de la InnovateUK y BBSRC.

Los ácidos grasos omega-3 son esenciales para el crecimiento, desarrollo y mantenimiento de la salud del cerebro y son incorporados en muchas clases de alimentos y para productos de la nutrición de niños, además de la alimentación animal. Actualmente, los ácidos grasos omega-3 provienen del aceite de pescado, pero las poblaciones silvestres están bajo presión y existe la necesidad de encontrar fuentes alternativas que sean sostenibles y económicas.

El profesor Nigel Minton, líder de la investigación, manifestó: “Nos especializamos en el uso de la fermentación de ciertos gases para producir químicos industriales y biocombustibles sostenibles, y ahora a través de este proyecto producirán ingredientes como los ácidos grasos omega-3. Nosotros hemos modificado el microbio Methanococcus para producir ácidos grasos poliinsaturados de una forma barata y para aprovechar el gas metano.