Bogotá, Colombia (AUNAP).- Basados en el modelo de producción intensiva en tanques circulares tipo geomembrana, la zona del eje cafetero y específicamente Finlandia y Quimbaya, en el Quindío, Belén de Umbría, La Celia y Dosquebradas y siete municipios más del departamento de Risaralda, están en ejecución doce proyectos productivos asociativos de acuicultura.

El proyecto de Risaralda, por ejemplo, es financiado por el Sistema General de Regalías; se trata de 10 asociaciones de las que son miembros más de 400 personas, distribuidas en 30 tanques de geomembrana para el cultivo intensivo de tilapia roja, con la meta de producir unas 20 toneladas mensuales de tilapia.

Los dos proyectos restantes hacen parte del programa ‘Pacto Agrario’ e involucra a las asociaciones de Quimquinagro, de Quimbaya, y Asojulia, de Filandia, ambos municipios del Quindío. Se espera que una vez todos los proyectos estén en ejecución las asociaciones se produzcan mensualmente más de 3,5 toneladas de la especie.

“Como autoridad en el tema hemos realizado el acompañamiento técnico a estos proyectos y apoyando el proceso de formalización de la actividad piscícola”, aseguró Albeiro Ramírez, profesional especializado de la Regional Medellín, de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap).

Este auge de la piscicultura en el eje cafetero no es nuevo. Gracias a las condiciones geográficas de su ubicación, presenta uno de los mejores recursos hídricos, topografía, clima y posición geoestratégica para la producción y comercialización de productos piscícolas.

Dado el crecimiento que ha tenido la actividad piscícola en la región, la academia a través de instituciones como la
Rosa de Cabal (Unisarc) y el SENA, se ha unido a la cadena de producción piscícola, para ofrecer dentro de sus ofertas educativas, especialización en producción acuícola, maestría en agroindustria con énfasis en la producción piscícola y tecnología en producción acuícola.

De hecho, el año pasado, la Aunap y la UTP firmaron un convenio para la construcción de un modelo de un sistema de acuaponía para la región.

El Eje Cafetero produce anualmente un promedio de 3.788 toneladas de pescado para consumo local, de los cuales 70 por ciento es tilapia, 25 por ciento trucha y 5 por ciento de cachama.

En el departamento de Caldas, en los municipios de Viterbo, Belalcázar, Anserma, Chinchiná, Villamaría, San José y Supía se concentra la mayor área de producción piscícola en la zona cafetera. Allí se congregan alrededor de 1500 piscicultores que producen 3.000 toneladas anuales.

Por su parte, el departamento de Risaralda posee 58 hectáreas en espejo de agua, logrando producciones de 1.600 toneladas anuales, los municipios con mayor vocación piscícola son Pereira, Belén de Umbría, Quinchía, Mistrató, Marsella, Pueblo Rico, Apia y Santa Rosa de Cabal; en este último se encuentra la Empresa Pez Fresco de Colombia, una de las mayores productoras de trucha en el país, que procesa 700 toneladas anuales.

Quindío cuenta con 15 hectáreas en espejo de agua, 419 estanques y una producción de 88 toneladas al año.