Chimbote, Perú.- Los profesionales de la Autoridad Nacional del Agua, recorren la Cuenca de Río Santa identificando fuentes potenciales de contaminación existentes.

Múltiples objetivos

Del 13 al 24 de junio se viene desarrollando la Identificación de Fuentes Contaminantes en la Cuenca del río Santa, con la finalidad de ubicar nuevos vertimientos de aguas residuales, productivas y poblacionales no autorizadas, con influencia sobre la Cuenca del Río Santa, a fin de iniciar los Procedimientos Administrativos Sancionadores que correspondan.

Asimismo, se busca mejorar la red de monitoreo de la calidad de agua superficial en la Cuenca del Río Santa, dando seguimiento de los vertimientos de aguas residuales autorizados y a las acciones anteriormente propuestas en la Identificación de Fuentes Contaminantes y Monitoreos participativos ya realizados.

“Se visitará las entidades públicas, privadas y empresas ubicadas en la zona de influencia, sosteniendo entrevistas con los principales representantes a fin de identificar la ubicación de los puntos de disposición final de las aguas residuales y zonas en las que la población dispone sus residuos sólidos” sostuvo el Ing. Marceliano Hernández Sánchez, Administrador Local de Agua Santa Lacramarca Nepeña.

Los trabajos de identificación de fuentes contaminantes en la cuenca del río Santa se realizan a la vez en las provincias de Huaraz, Carhuaz, Yungay, Huaylas, Recuay, Bolognesi, Santa, Pallasca y Santiago de Chuco.

El río Santa, que es uno de los más caudalosos de la Vertiente del Pacífico, permite el desarrollo de diversas actividades productivas a lo largo de todo su recorrido. La cuenca Santa tiene una extensión de 12 200 km², está ubicada en el Norte del País y forma parte de la Cordillera Blanca y Negra de la Vertiente Occidental del Pacífico.