Lima, Perú.- La Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) saludó el inicio de la primera temporada de pesca para la zona Norte-Centro, autorizado por el Ministerio de la Producción (Produce) con base en los estudios científicos del crucero realizado por el Instituto del Mar del Perú (IMARPE).

La presidenta de la SNP, Elena Conterno, aseguró que el resultado del crucero de IMARPE demuestra la existencia de una biomasa saludable, pues se han podido observar 7.3 millones de toneladas del recurso, que es 65% superior que lo estimado en mayo pasado y 14% por encima que el promedio de los últimos 14 años, como lo destaca el mismo Produce.
 
“Es importante destacar la diferencia entre la biomasa real y la observada. Cuando no hay condiciones adecuadas de salinidad en el mar es muy difícil observar bien a la biomasa. Sin embargo, aún en estas condiciones difíciles se ha podido observar un buen volumen del recurso. Entonces lo que tenemos es una estimación conservadora de lo que realmente existe en el mar”, explicó Conterno.
 
Puso como ejemplo la normalización de las condiciones de salinidad en el mar en la zona sur, entre Cerro Azul y Chala, donde se ha triplicado la biomasa observada, al pasar de 1.3 millones (medición anterior) a 4 millones de toneladas. “Es decir, cuando la situación del mar se normaliza hay una mejor observación y un incremento notable respecto a lo que se observó en condición adversa”, apuntó.
 
Norma sin sustento
 
La titular de la Sociedad Nacional de Pesquería aseguró que el estudio de IMARPE también demuestra la necesidad de derogar de inmediato el Decreto Supremo 011-2013 de Produce (antes 05), que movió la flota industrial de la milla 5 a la 10, sin ningún sustento técnico.
 
“Vemos a la luz de los resultados del crucero que es clave pescar desde la milla 5 ya que el 60% de lo observado está entre la milla 0 y la milla 10. Caso contrario es como si te mandaran a pescar a una piscina vacía. Nunca hubo sustento para mover a la flota industrial, y los resultados que se pretendían con esta medida no se han verificado ni se verificarán”, recalcó.
 
Informó que toda la actividad pesquera genera alrededor de 225 mil empleos y tiene importante impacto en industrias conexas, desde trabajos de redes hasta comercio y servicios. “Esta es una excelente noticia para los puertos que verán dinamizada su economía, tanto la primaria, como la de consumo, construcción y otras”, enfatizó.
 
ONGs
 
En otro momento, Conterno lamentó la actitud de organizaciones no gubernamentales que buscan generar situaciones de crisis.
 
“En 2013 una ONG señaló que la biomasa se había reducido a la mitad, algo absolutamente alarmista. Un mes después, en la siguiente medición, se encontró 12 millones de toneladas que fue el nivel más alto del último decenio. Este alarmismo daña la reputación científica del Perú y la posibilidad de desarrollar de manera armónica una actividad que genera empleo, exportaciones e ingresos para todo el país”, manifestó Conterno.
 
Otro ejemplo – indicó - es que en la segunda temporada del 2015, las mismas personas hicieron una gran campaña en contra de su apertura al afirmar que se depredaría la anchoveta. Hoy se comprueba que ello no es así, al haberse medido 7.3 millones de TM, a pesar de las anomalías de salinidad que persisten, lo cual dificulta la medición.
 
Juveniles
 
“También vienen señalando con alarmismo que hay muchos juveniles (29%). Es importante tener en cuenta que la existencia de juveniles es una buena noticia; quiere decir que la anchoveta se ha venido reproduciendo de manera adecuada y hoy se presenta en diferentes tallas. Imagínense una población sin niños ni jóvenes”, dijo.
 
Ahora, cabe precisar que el porcentaje de juveniles que se detecta en el crucero no necesariamente tiene por qué ser el que se presenta en la pesca. Por ejemplo, en la primera temporada de 2013 el porcentaje de juveniles en el crucero fue de 41% y en la temporada la incidencia fue de solo 3%. De hecho, en los primeros días de pesca la incidencia de juveniles viene siendo mínima.
 
Al respecto, hay que tener en cuenta que el muestreo del crucero se realiza con una red de arrastre, en tanto que la pesca de anchoveta con red de cerco. Además, Imarpe y Produce cierran las áreas de alta incidencia de juveniles, ni bien se detecta su presencia. La SNP tiene también un sistema de autovedas para reubicar la pesca.
 
De otro lado, adelantó que en actual pesca exploratoria, se ha observado que la incidencia de anchoveta juvenil en los desembarques de la zona Norte - Centro es menor al 1%.
 
Finalmente, Conterno se mostró optimista en el desarrollo de la actividad pesquera para lo que resta de 2016 y el próximo año, gracias a la normalización de las condiciones oceanográficas.