Brasil.- Técnicos, productores y personas interesadas en el cultivo de ranas participaron del I Workshop de Ranicultura do Espírito Santo. El evento fue realizado el viernes por el Instituto Capixaba de Pesquisa, Assistência Técnica e Extensão Rural (Incaper) de la Secretaria de Estado de Agricultura, Abastecimento, Aquicultura e Pesca (Seag) y de la Universidade Federal do Espírito Santo (Ufes).

“El trabajo técnico de Incaper también está orientado a auxiliar al productor para que diversifique su producción. La ranicultura encaja en este contexto, es un trabajo que queremos ampliar. Estamos realizando esfuerzos en algo que tiende a crecer, y vamos a llevar esto a varios municipios. El Incaper apuesta a este trabajo” puntualizó Mauro Rossoni Júnior, director de Incaper.

El evento destacó el potencial que tiene Espíritu Santo para el cultivo de ranas. “Uno de los objetivos fue diseminar los conocimientos básicos sobre la crianza de ranas. La historia de la ranicultura en Brasil muestra que, en la década de 1980, había aproximadamente dos mil ranarios en Brasil. Hoy, este número ha caído a 150 ranarios establecidos. Uno de los motivos para que las personas abandonen la actividad fue la falta de conocimientos básicos. En el Estado, pocas áreas están restringidas al cultivo de ranas. El objetivo del taller fue incentivar y tentar organizar la cadena con los productores que ya están en la actividad” puntualizó Rafael Vieira Azevedo, extensionista de Incaper.