Canadá.- Una acuicultura más sostenible en Canadá y en el extranjero es el objetivo de un nuevo proyecto de investigación en la University of Guelph (UG), que reúne a expertos en nutrición de peces e ingeniería. Los científicos tienen como meta hacer más eficiente el consumo de energía en las piscigranjas, lo que permitirá a los productores en Canadá ahorros de cerca de $1.0 mil millones y producir pescado más saludable.

El proyecto de la UG también ofrecerá una alternativa de bajo costo a las piscigranjas de pequeña escala en los países en desarrollo, explicó el Prof. Wael Ahmed, de la Escuela de Ingeniería.

Usando ingeniería inteligente, él refinará las bombas airlift con la finalidad de entregar agua y nutrientes de una forma más barata y fiable que las bombas centrífugas tradicionales usadas en las piscigranjas.

“La eficiencia es clave para construir sistemas de energía sostenibles” dijo Ahmed, cuyo laboratorio GryphEnergy estudia el uso de la energía y la eficiencia en una variedad de aplicaciones.

Las bombas airlift trabaja forzando el aire comprimido en los tanques o jaulas de los peces. Este sistema de recirculación cerrado mueve el agua y los nutrientes a través de los tanques que las bombas antiguas, dijo el investigador.

Esto podría significar ahorros de energía de miles de dólares, importante para que los productores incrementen su márgenes de ganancia.

Además de ahorrar energía y reducir los costos de producción, Ahmed dice que la tecnología patentada puede ayudar a mejorar la calidad del agua en las granjas. Él ha instalado su sistema de energía sostenible en el laboratorio de nutrición de los peces de UG, gestionado por el Prof. Dominique Bureau, del Departamento de Biociencias de Animales.

Los hallazgos han mostrado que el sistema puede reducir el uso de energía hasta en 70% con respecto a los sistemas de bombeo convencionales. Es también menos ruidoso que los sistemas de bombeo tradicional.