Ecuador.- Veinte mil alevines de trucha recibieron productores de los cantones Cuenca y Nabón, de la provincia de Azuay, para fomentar el desarrollo piscícola en la zona.

La primera donación de 10 mil alevines de trucha se realizó en la parroquia Soldados del cantón Cuenca a la Asociación de Productores AGAPROLAY y la segunda donación, de la misma cantidad de alevines a la Comuna Morasloma, del cantón Nabón.

Emma Mora Andrade, directora Provincial del MAGAP, destacó que el objetivo de esta dotación de alevines  es diversificar la actividad y dar al productor una iniciativa productiva adicional para el sustento de su economía familiar.

Con una inversión de aproximadamente mil dólares, la Dirección Provincial del MAGAP, adquirió trucha arcoíris a la Subsecretaría de Acuacultura, que mantiene en la Estación Arcoíris, ubicada en el Parque Nacional el Cajas. Esta especie es reconocida por dar buena carne, sabor y crecimiento en menor tiempo, lo cual se logró con una selección más estricta de los reproductores y la creación del alimento balanceado de manera personalizada.

Mora mencionó que en la provincia  se trabaja en proyectos de cultivo de trucha y tilapia, especies que se dan en diversas zonas de la provincia y que benefician directamente a pequeños productores. En esta ocasión, ambas donaciones benefician a un aproximado de 30 familias de la agricultura familiar campesina.

Paolo Montenegro, presidente de la Asociación AGAPROLAY de Soldados agradeció la entrega e indicó que con esta donación de alevines podrán variar su producción que ha sido principalmente en el área ganadera, donde también han recibido apoyo del MAGAP con un centro de acopio de leche.

Además de las donaciones, los productores interesados en incursionar en el cultivo de trucha pueden acceder a un subsidio del valor de los alevines en más de un 75%, adquiriendo directamente en la Estación Arcoíris, mediante la coordinación con los técnicos dl MAGAP en la zona. El costo aproximado por alevín es de tres centavos de dólar.

Mora explicó que la demanda de trucha en la provincia es importante al tratarse de un producto que contribuye con importante valor proteico, aportando a la seguridad alimentaria, por ello se impulsa el repoblamiento de ríos y lagunas aptas para este cultivo.

Los piscicultores reciben además asistencia técnica por parte de los técnicos del MAGAP para el establecimiento de las piscinas, alimentación y manejo de los animales.