España.- Esta mañana (ayer) daba inicio XIX ForoAcui, que se desarrolla a lo largo del día de hoy y mañana, día 7. En la inauguración del acto, en el que estuvieron presentes el presidente del Foro, Manuel Méndez; el director de director general de Pesca, Acuicultura e Innovación Tecnológica, Juan Carlos Maneiro;  y el alcalde de O Grove, José Antonio Cacabelos, la acuicultura brilló con luz propia.

Durante su intervención Juan Maneiro avanzó las prioridades de la Xunta de Galicia para el sector de la pesca, el marisqueo y la acuicultura para los próximos años: la potenciación de los recursos marinos, la ampliación posibilidades de pesca, la incorporación de planes experimentales para la diversificación de las especies cultivadas y las mejoras en ámbito de la comercialización. En materia de acuicultura y tras recordar que Galicia es la primera región acuícola de Europa, subrayó que “hemos de reforzar su liderazgo en Europa”, “y por eso –continuó- es preciso seguir el rumbo marcado por la Estrategia gallega de Acuicultura para la gestión acuícola en un horizonte a 2030”.

En este sentido Galicia, expuso el director general, “debe disponer de una ley de acuicultura que integre la realidad de los cultivos ya desarrollados en nuestras rías y permita aumentar la capacidad productiva; y, consecuentemente, generar más empleo”.  Un marco, explicaba Juan Maneiro, “que establezca los criterios y reglas de juego para el desarrollo acuícola en las zonas exteriores de nuestras aguas y favorezca la diversificación de los organismos cultivados en Galicia potenciando aquellos  que tengan mayor capacidad con las especies actualmente cultivadas y con las características medioambientales de nuestras aguas”.

En cuanto al marisqueo, añadió que se impulsará las especies actualmente producidas mediante la potenciación de las  instalaciones ya existentes de producción de semilla autóctona de bivalvos.

Del mismo modo que se impulsará la diversificación con otros cultivos como ostra, zamburiña, vieira o almeja, que se presentan, según Maneiro, “como oportunidad de mejorar eficiencia, incrementar la producción y por lo tanto el rendimiento económico”.

También destacó el director general, la enorme importancia que para Galicia tiene el cultivo del mejillón, si bien, advirtió “hemos de ser conscientes de su estancamiento productivo como tecnológico”. Para subsanarlo, Maneiro recordó que han puesto en marcha una primera iniciativa: el Plan de modernización y sostenibilidad de las estructuras de cultivo y moluscos bivalvos en Galicia, actualmente en fase de borrador. Un texto con el que se pretende alcanzar un doble objetivo: una mayor producción del mejillón sostenible en el tiempo y mejor calidad, y también mantener, con la construcción de las bateas, y fundamentalmente, elementos tradicionales que beneficien la actividad de otras empresas vinculadas.

También hizo referencia el director general al potencial del cultivo de especies marinas destinadas a la extracción de sustancias bioactivas de aplicación a la industria farmacéutica o cosmética.
 
José Antonio Cacabelos, alcalde de O Grove, que definió la acuicultura como una actividad estratégica sin ambages, tanto en la gestión de los recursos marinos como en la acuicultura extensiva e intensiva, abogó por impulsar la I+D, “un elemento fundamental, porque es la única forma de avanzar y de mejorar”. La mejora de las especies existentes, el desarrollo de nuevas especies, la alimentación, las patologías, la tecnología de producción y la comercialización, “son aspectos  clave sobre los que hay que incidir y a los que dedicar más esfuerzos”, indicó Cacabelos. “Nos movemos en un campo con mucho recorrido, con mucho presente y sobre todo con mucho futuro”, concluía.

LA ALMEJA BABOSA PODRÍA DESAPARECER EN EL INTERMAERAL DE GALICIA

XIX ForoAcui comenzaba con la mesa de trabajo “Marisqueo y Pesca de Bajura”, en la que destacó la intervención de Gonzalo Macho, investigador postdoctoral en Cambio Climático y Recursos Pesqueros de la Universidad de Vigo y de la University of South California (USA), en cuya presentación abordó cómo afecta a la almeja y el berberecho los impactos extremos de salinidad y temperatura. Entre los resultados expuestos por Macho - fruto del trabajo de las experiencias y experimentos realizados por grupo ECOCOST del Departamento de Ecología y Biología Animal de la Facultad de Ciencias de Vigo-, uno de especial relevancia: la almeja babosa sería la especie más afectada por las lluvias y las altas temperaturas esperadas. De hecho, y así lo avanzó el investigador, “las predicciones de aumento de la temperatura del agua y del aire y las lluvias extremas traerán en el medio plazo una desaparición de esta especie en el intermareal”. Lo que, continuó, “conllevará un impacto socioeconómico importante por ser una especie de precio elevado comparado, por ejemplo, con la almeja japonesa”.

La almeja fina, por su parte, se ha visto que es muy sensible a temperaturas extremas cuando acaba de realizar la puesta “por lo que las mortalidades en verano serán, en el intermareal, cada vez más frecuentes”.

El berberecho en el intermareal, por su parte, y según han podido observar los investigadores, sufrirá mayores eventos de mortalidad por lluvias y altas temperaturas. Si bien, a día de hoy todavía, añadía, se desconoce la relación que esto tendría con las enfermedades parasitarias.

Por último, y respecto a la almeja japónica, concluía Macho, se trata de la especie más resistente al cambio global “y dominará los bancos marisqueros en el medio plazo”.