Durante su reunión general realizado el 17 de noviembre, la International Platform of Insects for Food and Feed (IPIFF), organización que representa los intereses de los productores de insectos para alimentos y piensos, saludó los avances hechos por los políticos europeos.

IPIFF destacó la publicación de la guía europea sobre nuevos alimentos de la European Food Safety Authority (EFSA). “Los miembros de IPIFF resaltan el valor de este documento como ‘línea de base’ para que los productores de insectos preparen sus solicitudes con la finalidad de autorizar sus productos como alimentos en el mercado europeo” dijo Antoine Hubert, presidente de IPIFF.

IPIFF ampliará aún más este documento con el fin de delinear las especificidades de los productos de insectos y destacar los elementos que son particularmente relevantes para demostrar su seguridad para consumo humano, agregó Hubert. Esto incluye información relevante sobre los estándares de producción y sobre los sustratos usados para alimentar a los insectos.

“Los miembros de PIFF cumplen con los procedimientos necesarios de seguridad alimentaria (por ejemplo, los procedimientos HACCP) que les permiten controlar con eficacia cualquier peligro a lo largo del proceso de producción” explicó Heidi de Bruin, la presidenta del nuevo grupo de trabajo Novel Food creado por IPIFF.

“IPIFF está comprometido a colaborar con las autoridades de la UE y compartir con ellos toda la información que pueda ser útil en vista de la futura evaluación de la solicitudes de autorización. También es importante una estrecha colaboración entre los productores de insectos que buscan una autorización” concluyó Bruin.

IPIFF también saluda la reciente propuesta de la Comisión Europea para autorizar el uso de proteínas de insectos en la acuicultura. “Estamos particularmente satisfechos con la reciente iniciativa del ejecutivo de la UE y ahora pedimos una rápida adopción de estas propuestas por las autoridades de la UE” manifestó Hubert.

“La adopción oportuna de la reforma propuesta es crucial para acelerar las inversiones y el crecimiento del sector de insectos de la UE, preservando así su actual posición de liderazgo mundial. Esta autorización también contribuirá a aliviar la dependencia europea sobre las importaciones de proteína (70%), asegurando al mismo tiempo una fuente prometedora de proteínas para los productores y clientes de la UE” dijo Hubert.