Lima, Perú (Andina).- El Ministerio del Ambiente (Minam) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) firmaron hoy el proyecto Gestión integrada de los recursos hídricos en el sistema Titicaca-Desaguadero-Poopó-Salar de Coipasa-GEF, en Perú y Bolivia, se informó.

La firma del documento estuvo a cargo de la ministra del Ambiente, Elsa Galarza, y de la representante residente del PNUD, María del Carmen Sacasa de Ventura.

El proyecto, que comprende una inversión de 6.5 millones de dólares, busca mejorar la calidad ambiental del lago Titicaca y, por consiguiente, el entorno para los 1.5 millones de habitantes que desarrollan sus actividades cotidianas y económicas alrededor de este.

“Las Naciones Unidas participa con el proyecto GEF con un financiamiento de 6.5 millones de dólares, lo cual nos va a permitir poner en práctica 11 líneas de acción en materia ambiental, seis de las cuales se realizan en el Perú para la descontaminación de los recursos hídricos del lago Titicaca”, afirmó la ministra Elsa Galarza.

Los 6 pilotos que se desarrollarán en Perú están orientados a: uso de totoras para la remediación de cuerpos de agua contaminada, uso de técnica alternativa al uso de mercurio en la minería artesanal, organización de los usuarios para la vigilancia de la calidad del agua.

También, fortalecimiento de la organización de los usuarios del agua, técnicas de control de sedimentos en actividades económicas en la cuenca alta y evaluación del impacto de la acuicultura en la calidad del agua.

La titular del Minam agregó que por parte del Perú los proyectos para descontaminación del lago permitirán poner en práctica los acuerdos binacionales con Bolivia.

“De lo que se trata es de es lograr un recurso hídrico de calidad, y eso es importante, porque en el lago Titicaca se realizan muchas actividades económicas como la acuicultura que sirve de sustento para la alimentación de la población. Además, el lago Titicaca es fuente para el turismo, tienen bosques y posee todo un ecosistema importante”, aseveró.

Estas acciones se iniciarán en enero del próximo año, para lo cual el Ministerio Ambiente coordinará con su par de Bolivia para determinar las acciones a iniciar.