Lima, Perú (Andina).- La Sociedad Nacional de Industrias (SNI) respaldó las recientes declaraciones del Ministro de la Producción, Bruno Giuffra, orientadas a reactivar el Instituto Tecnológico Pesquero, y también considera importante promover el consumo de anchoveta.

El Presidente del Comité de Pesca y Acuicultura de la SNI, Alfonso Miranda recordó que este organismo, desactivado en el gobierno anterior, desarrolló tecnología para que la anchoveta pudiera ser preservada y   procesada adecuadamente a fin de llegar a la mesa popular.

“Se capacitó a las empresas, a los operarios y a partir de ahí decenas de plantas  pesqueras se encargaron de procesar y producir la anchoveta tanto en conserva, congelados y curados”, dijo Miranda.
 
Al respecto, consideró importante que el Estado vuelva a promover las compras estatales de anchoveta en los ministerios, gobiernos regionales y municipalidades.

“En nuestras 200 millas, abunda la anchoveta y la pota. Con esto se contribuiría a desterrar la desnutrición y anemia en nuestro país”, agregó.

Camino correcto

Ante este panorama, Miranda Eyzaguirre manifestó que el ministro Giuffra “está en el camino correcto” al plantear la inmediata reactivación del Instituto Tecnológico Pesquero.

En la actualidad, existe el Instituto Tecnológico de la Producción (ITP), que concentra una serie de centros de innovación tecnológica.

El titular del Comité de Pesca y Acuicultura de la SNI señaló que, en el caso específico de la pesca, se creó el Centro de Innovación Tecnológica (CITE) pesquero y su Reglamento de Organización y Funciones se publicó hace un año, con una serie de limitaciones.

Sin embargo, Miranda reveló que entre los años 2014 y 2016, el Instituto Tecnológico de la Producción incrementó su presupuesto institucional en un 553 por ciento, y en el 2015, ejecutó el 61.92% de su presupuesto y en 2016 el 52.84%.

Refirió que el Instituto Tecnológico Pesquero era “el brazo científico y tecnológico” que tenía el sector pesquero para poder desarrollar y darle más valor agregado a los productos hidrobiológicos, que son patrimonio de la Nación.