Santa Clara, Cuba (ACN).- El Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste, Baja California, México, aplica con éxito, en ostiones y camarones, la cepa de un microorganismo del sedimento marino, aislada por el Centro de Bioactivos Químicos (CBQ) de Villa Clara.

Los  organismos unicelulares, llamados actinomicetos, con los cuales trabajaron los expertos, se caracterizan por ser intermedios entre hongos y bacterias, tienen la capacidad de segregar antibióticos, además de otras funciones, de donde provienen sus potencialidades.

Zenaida Rodríguez, directora general del CBQ, significó que  el microorganismo descubierto por científicos villaclareños permite un mayor crecimiento de las larvas y protección contra enfermedades del molusco bivalvo y el crustáceo.
  
Agregó que el trabajo, propuesto para uno de los premios de la Academia de Ciencias de Cuba, es muy bien recibido por estudiosos de la acuicultura en la nación azteca, quienes están evaluando su introducción en esta esfera.