En los próximos meses, Skretting aumentará considerablemente su capacidad de investigación con una expansión del Centro de Investigación de Acuacultura Skretting (ARC), en la Estación de Investigación de Lerang, Noruega; y una nueva instalación en Pargua, Chile.

Skretting cuenta con instalaciones de investigación en Noruega, China, Italia, Japón, Australia, Egipto y Ecuador. Para hacer frente al rápido crecimiento de la acuacultura y los avances tecnológicos de la industria, se ha tomado la decisión de invertir en la expansión de su capacidad de investigación para seguir apoyando el progreso de la industria que permanece en constante cambio.

La expansión de I+D de Skretting se centrará en dos áreas clave. Los sistemas de recirculación de acuacultura (RAS), que son cada vez más populares; no sólo para el salmón, sino también para otras especies. Hoy en día, las empresas de todas las principales regiones de producción del mundo están buscando cada vez más extender el uso de RAS, más allá de los criaderos y las primeras etapas de la vida, para cubrir ciclos de producción enteros. La modernización del ARC Skretting en sus instalaciones de Lerang-Noruega, se centrará principalmente en el proceso de recirculación; examinando y optimizando todo el sistema, teniendo en cuenta las entradas y salidas.

Al mismo tiempo, otro cambio importante que ocurre en toda la industria de la acuacultura es el aumento en la base de materias primas.

"Las cosas han cambiado rápidamente, desde los primeros días de las dietas con solo harina de pescado y aceite de pescado, hasta ahora donde Skretting ha logrado plena flexibilidad con respecto a la harina de pescado con nuestras dietas FLX. Esperamos resultados similares en el futuro cercano, a partir de nuestras investigaciones sobre alternativas de aceite de pescado", dice Alex Obach, Director Ejecutivo de Skretting ARC.

Lanzadas en 2016, las dietas de FLX de Skretting demostraron que la salud, el crecimiento y el rendimiento podían lograrse utilizando cero harinas de pescado, en dietas cuidadosamente formuladas. Este trabajo se está avanzando ahora a través de la investigación de materias primas alternativas adicionales.
"Chile tiene la segunda industria salmonera más grande del mundo. También es capaz de utilizar un conjunto diferente de materias primas en sus alimentos de salmón que Europa, incluyendo las proteínas de origen terrestre. Así que tiene sentido que Skretting invierta en instalaciones de investigación en esta región", continúa Obach.

La planta chilena cubrirá todo el ciclo de producción y se centrará en las materias primas y los desafíos que afectan directamente a la industria local, menciona.

Con el objetivo de compartir conocimientos y progresar en el sector, ambas instalaciones también explorarán posibles colaboraciones con centros de investigación especializados, universidades y otras partes interesadas.